Obituario

Muere Juan Carlos Aguilar, uno de los cinco diputados del PSA en las elecciones de 1979

  • Tenía 86 años, vivió el 23-F en el Congreso y fue uno de los siete ponentes del Estatuto Andaluz

Juan Carlos Aguilar, cuarto por la izquierda, en el 25 Aniversario del Estatuto de Autonomía de Andalucía, junto a José Rodríguez de la Borbolla, Pedro Luis Serrera, Carlos Manuel Rosado Cobián, Miguel Ángel Pino Merchén y Javier Pérez Royo, en 2011. Juan Carlos Aguilar, cuarto por la izquierda, en el 25 Aniversario del Estatuto de Autonomía de Andalucía, junto a José Rodríguez de la Borbolla, Pedro Luis Serrera, Carlos Manuel Rosado Cobián, Miguel Ángel Pino Merchén y Javier Pérez Royo, en 2011.

Juan Carlos Aguilar, cuarto por la izquierda, en el 25 Aniversario del Estatuto de Autonomía de Andalucía, junto a José Rodríguez de la Borbolla, Pedro Luis Serrera, Carlos Manuel Rosado Cobián, Miguel Ángel Pino Merchén y Javier Pérez Royo, en 2011. / Ruesga Bono (Sevilla)

Juan Carlos Aguilar ha fallecido a los 86 años. Fue siempre un caballero de la política. Uno de los cinco magníficos del andalucismo que vivió en primera persona el esperpento de Tejero en el hemiciclo del Congreso. En 1979 el PSA conquistó la alcaldía de Sevilla y consiguió cinco escaños en el Congreso. El portavoz era Alejandro Rojas-Marcos.

Nació el 31 de enero de 1933. Deja una familia muy unida: su mujer, Concha Sánchez Ávalos, nacida en Baracaldo, tres hijos (Paula, Sofía y Juan) y cinco nietos (Mikel, Ana, Sofía, Marco y Juan). El matrimonio celebró sus bodas de oro en Nueva York con toda la familia. Era el hermano número 1 de la Hermandad de Gloria de La Luz (San Esteban), en Sevilla. 

Fue uno de los siete ponentes del Estatuto Andaluz junto a Pedro Luis Serrera (también fallecido), Ángel López, Javier Pérez Royo, José Rodríguez de la Borbolla, Carlos Rosado y Miguel Ángel Pino.

Se forjó en el laboralismo como muchos políticos sevillanos. Cinéfilo empedernido, formó parte del equipo fundacional del primer Festival de Cine de Sevilla. Fue uno de los primeros pobladores del barrio de Santa Clara cuando lo abandonaron los americanos. Su Vietnam particular donde era vecino de su amigo y correligionario Diego de los Santos.

Fue de los primeros que estudió la afición al cine de Blas Infante. Nunca hizo de su andalucismo una causa excluyente. Andalucista y sevillano hasta la médula, ciudad que conquistaba todos los días aunque perdieran dos veces la alcaldía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios