Andalucía

El PP pide 300 millones extras para dependientes ante las "carencias"

  • Un estudio premiado por la Junta alertó de déficit de plazas, retrasos y colapsos

Comentarios 2

El PP demandó ayer una aportación extra de 300 millones de euros para 2009, frente a los 530 millones previstos, para sufragar las "claras deficiencias" en la aplicación de la Ley de Dependencia en Andalucía. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, aludió en rueda de prensa al hecho de que la Junta haya reducido en este ejercicio la aportación por usuario a 4.082 euros, frente a los más de 6.000 de 2008.

Sanz se refirió al estudio, galardonado por la Junta de Andalucía con el XII Premio Blas Infante, que revela entre un decálogo de fallos en la aplicación de la normativa retrasos de hasta un año en la espera de una ayuda, colapsos de expedientes en las oficinas de la Junta ante la "avalancha" de dependientes y carencia de plazas residenciales en centros públicos.

El secretario general del PP-A hizo hincapié en dos "errores" en el desarrollo autonómico de la ley estatal anotados en el citado estudio, adelantado ayer por este periódico. Sanz censuró que se están "coartando" derechos como el hecho de que en Andalucía se resuelva con la denegación de la ayuda el silencio administrativo, mientras en otras comunidades se dispone el silencio positivo. Una disposición reglamentaria no puede contravenir una ley aprobada en las Cortes Generales y modificar el sentido del silencio, entendieron los autores de la investigación.

De igual manera, Sanz criticó que la ley no se esté aplicando en Andalucía con carácter retroactivo, ya que entró en vigor el 1 de enero de 2007 y en la comunidad se remonta al mes de junio, cuando se aprobaron las órdenes que la desarrollaron. Antonio Sanz apuntó que 100.000 andaluces están a la espera de una ayuda e insistió en la creación de la Agencia de Evaluación de la Ley de Dependencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios