Andalucía

El PSOE defiende a Chaves y a Griñán ante el asedio del resto de grupos

  • PP, Podemos e IU ven el juicio de los ERE como una enmienda a los gobiernos socialistas de las últimas décadas y señalan a Susana Díaz

Comentarios 1

El juicio de la pieza política del caso ERE ha agitado a los partidos andaluces en sentidos opuestos. El PSOE, como es lógico, se centra en la defensa de los dos ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Por contra, el resto de fuerzas insisten en que el proceso contra los 22 ex alto cargos de la Administración es un ejemplo de la "política del compadreo" -en palabras de la secretaria general del PP andaluz, Dolores López- ejercida por los distintos gobiernos socialistas en las últimas décadas. Además, extienden la acusación a la actual jefa del Ejecutivo, Susana Díaz, a quien culpan de mantener estas prácticas.

En San Vicente no están de acuerdo con ninguna de las críticas. "Hemos vivido un proceso de instrucción que ha sido largo y que algunos han utilizado para convertirlo en una causa general contra el PSOE, pero no hay absolutamente nada", garantizó el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, quien defendió "la honradez y la honorabilidad" de los ex presidentes de la Junta señalados. "Todo el mundo sabe que no se han aprovechado del cargo ni se han lucrado", sentenció.

Para Cornejo, lo que se va a juzgar durante los próximos meses en la Audiencia de Sevilla es "un procedimiento que es el mismo, por cierto, utilizado en el Ministerio [de Empleo]" y no una forma de hacer política que "alimentaba una red clientelar" en Andalucía. Eso es justo lo que le achacan el resto de partidos, excepto Ciudadanos, que no se pronunció este lunes al respecto.

La popular Dolores López, por ejemplo, calificó el proceso como un juicio a "veinte años de socialismo", mientras que Podemos, por boca de su secretario de Comunicación, Pablo Pérez Ganfornina, defendió que el caso pone en jaque "una política de amiguetes, de la familia" del PSOE que ha "engordado y alimentado un modus operandi que ha dado lugar a presuntos delitos de fraude y prevaricación. En IU ven el juicio como "la máxima expresión de la política clientelar y subsidiaria del PSOE", según dijo este lunes el secretario de Comunicación de la federación de izquierdas, Pedro J. Ortega.

Pero la oposición no sólo se centra en enmendar la labor de los gobiernos de Chaves y Griñán, sino que pone el foco en Susana Díaz. "Lo único que ha hecho", dijo Dolores López, es "quitar" a los dos ex presidentes "de la foto del 4-D", en referencia al acto por el cuarenta aniversario de las manifestaciones autonomistas del 4 de diciembre de 1977 donde sólo estuvieron José Rodríguez de la Borbolla y Rafael Escuredo. Además, afeó que los letrados de la Junta pidieran el archivo de la pieza política "por orden de la señora Díaz". La portavoz de la Ejecutiva nacional de Podemos, la gaditana Noelia Vera, acusó a la jefa del Ejecutivo de "perpetuar las políticas de recortes sociales" en Andalucía "en lugar de colaborar" con la justicia en el caso ERE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios