Málaga

Pediatras advierten de que deben ponerse todas las dosis del calendario de vacunas

  • Insisten en que si baja la cobertura, las patologías típicas de la infancia repuntarán como está ocurriendo en algunos países europeos debido a los movimientos antivacunas

Un profesional ante una nevera llena de vacunas, en una imagen de archivo. Un profesional  ante una nevera llena de vacunas, en una imagen de archivo.

Un profesional ante una nevera llena de vacunas, en una imagen de archivo. / M. H.

Cumplir con el calendario vacunal gratuito del SAS y no olvidar ninguna dosis. Es la recomendación de los pediatras para que los niños estén protegidos frente a una docena de enfermedades casi olvidadas ya gracias a la inmunización. A continuación recuerdan el repunte de sarampión que se está produciendo en algunos países europeos como consecuencia del descenso de los niveles de vacunación por la proliferación de los antivacunas.

Los especialistas coinciden en que la cobertura en Málaga es buena y supera el 95%. Al ser alta, no sólo está protegido cada uno de los niños vacunados –inmunidad individual– sino la población en general –inmunidad de grupo–, ya que los gérmenes no pueden circular. “La inmunización al 100% es una utopía, pero debe rozar ese porcentaje porque a menos cobertura, más posibilidades de contagio”, sostiene el miembro de la dirección del Colegio de Médicos y experto en vacunas, el pediatra Pedro Navarro.

La secretaria de la Asociación Andaluza de Pediatría de Atención Primaria, Leonor Quesada, insiste también en la idea de que no se puede bajar la guardia: “Ninguna de las enfermedades del calendario vacunal están erradicadas. Parece que no existen porque ya casi no se ven debido justamente a las vacunas. Pero están ahí y si se baja la vacunación, aumentarán”. Como ejemplo pone el caso del niño fallecido hace un año en Olot por difteria, que no estaba inmunizado, o el repunte de sarampión que se está produciendo en algunos países europeos por el avance de los antivacunas.

“Es un peligro y una insensatez no vacunar a los niños”, advierte Quesada. Y recuerda que con el calendario vacunal, el sistema sanitario no sólo busca el beneficio personal de cada pequeño que es inmunizado [la inmunidad individual] sino también el toda la población [la de grupo]. “Tenemos un calendario vacunal estupendo, con vacunas que son cada vez más eficaces y mejores”, añade. Desde que arrancó hace 35 años en Andalucía con la protección frente a cinco enfermedades, no ha parado de mejorar. En la actualidad incluye la inmunización frente a 13 patologías.

Los pediatras piden las vacunas de la meningitis B y el rotavirus en el calendario

Tanto Quesada como Navarro insisten además en la importancia de cumplir con todas las dosis para que la protección sea eficaz. La pediatra cuenta que algunos padres les ponen a sus hijos de su bolsillo vacunas caras que no están dentro del calendario y que estos especialistas recomiendan –como la de la meningitis B–, pero luego se despistan y olvidan dosis de otras que cubre el SAS.

Navarro lanza otro mensaje a tener en cuenta al hilo del incremento del sarampión en otros países europeos: si baja la cobertura, aumentarán los casos y los gérmenes circularán más. Una situación que dejaría expuestos a los bebés menores de 12 meses ya que la primera dosis de la triple vírica –que incluye la inmunización frente a esa enfermedad, la rubéola y la parotiditis– no se administra hasta esa edad. “Una cobertura de entre el 95 y el 98% hace que los virus del sarampión no circulen y protege a los menores de 12 meses”, explica Navarro.

El pediatra también advierte de la necesidad de mejorar los registros de las vacunas para que sean exactos. Ahora, debido al repunte del sarampión en ciertos países europeos se aconseja que se inmunicen contra esta enfermedad aquellas personas de entre 40 y 50 años no vacunadas y que no pasaron la enfermedad. El problema es que muchos no recuerdan si están inmunizados y los registros de entonces no son fiables. “Padecer una enfermedad, e incluso poder morirte, de una patología prevenible por las vacunas es incomprensible”, reflexiona Quesada. Los especialistas recuerdan que aunque algunas de las patologías incluidas en el calendario normalmente cursan de forma banal, pueden producir complicaciones que deriven en un desenlace fatal.

Los pediatras también aconsejan a los padres poner a sus hijos otras vacunas que no están en el calendario vacunal gratuito y que por lo tanto deben costearlas de su bolsillo. Son la de la meningitis B y la del rotavirus. Estos especialistas reclaman su inclusión dentro del calendario. Pero de momento, sin éxito. En la actualidad, la inmunización gratuita sólo es contra la meningitis C. Los pediatras han conseguido que el calendario vacunal amplíe la cobertura frente a esta enfermedad con la inmunización tretravalente (A, C,Y y W) que previsiblemente comenzará a partir del próximo mes de enero.

Estos especialistas no sólo hacen una labor de salud pública al inculcar a los padres la importancia de las vacunas, sino también al empujar a las administraciones a incorporar los avances en materia de inmunización. Queda pendiente su reivindicación de que se incorporen al calendario las vacunas del rotavirus y la meningitis B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios