Andalucía

Podemos Andalucía cuestiona el liderazgo de Pablo Iglesias

  • Los 'anticapis' de Teresa Rodríguez y Kichi se habían manifestado en contra de la entrada de su líder en el Consejo de Ministros

Pablo Iglesias y Kichi, en Cádiz en 2015. Pablo Iglesias y Kichi, en Cádiz en 2015.

Pablo Iglesias y Kichi, en Cádiz en 2015. / Joaquín Hernández Conde

Podemos Andalucía se ha convertido en uno de los referentes dentro de este partido para promover el relevo de Pablo Iglesias al frente de su dirección. Su portavoz, Pablo Pérez Ganfornina, se ha sumado a las peticiones internas para que el Consejo Ciudadanos Estatal de este sábado analice la idoneidad de Iglesias, de tal modo que, si se llegase a la conclusión de su relevo, se convocase una asamblea, Vistalegre III, para elegir a una nueva dirección. Adelante Andalucía viene respaldado en sus críticas porque ha obtenido unos buenos resultados en las municipales. Cádiz es la principal capital gobernada por Podemos o una de sus confluencias si fallase el acuerdo con los socialistas y Ciudadanos en Barcelona.

En una entrevista publicada este domingo en este diario, el alcalde gaditano, José María González, Kichi, se mostraba partidario de que Iglesias asumiese los últimos resultados electorales. Lo explicaba así, al ser preguntado por el relevo: "Creo que eso lo tendrá que decidir la asamblea de Vistalegre. Y lo que tiene que hacer Pablo, y creo que lo va a hacer, es asumir cada uno su responsabilidad con lo que ha pasado, y ya está. Evidentemente, hay un ciclo electoral que se inició en el 15-M que se cierra, y tenemos que buscar ese nuevo sujeto político que nos permita seguir transformando la realidad. Pero en ningún caso diría que Pablo es una rémora".

Kichi se refiere al movimiento de indignados del 15-M, con el que Podemos nació y obtuvo su primera representación en las elecciones europeas de hace cinco años. Pero desde las siguientes generales, en las que obtuvo el mayor respaldo, Podemos ha ido perdiendo apoyos, ya sea en solitario o en coalición con Izquierda Unida. En las pasadas municipales del 26 de mayo, Podemos y sus confluencias han perdido todas las capitales, a excepción de Cádiz. En el caso de Madrid, tanto en su comunidad como en el ayuntamiento, las divisiones han sido culpables de la derrota de Manuela Carmena y de Íñigo Errejón, que decidieron ir pro su cuenta en otras listas.

A la oposición a Iglesias y a Irene Montero, su secretaria general, se une el hecho de que Podemos en Andalucía tampoco es partidario de que los morados entren en el próximo Gobierno de Pedro Sánchez. Ésa parece ser la aspiración de Iglesias, pero su cuestionamiento interno lo está convirtiendo en una suerte de salida personal. El partido en Andalucía acepta que Podemos y el PSOE negocien la investidura de Sánchez, pero de modo que los morados se queden fuera del Gobierno. La portavoz en el Parlamento, Ángela Aguilera, ya ha expresado, en más de una ocasión, este rechazo, bajo el argumento que el Ejecutivo de coalición en Andalucía no salió bien para IU.

Izquierda Unida, que integra Adelante Andalucía y Unidas Podemos, aún no ha tomado una decisión sobre si deben entrar en el Gobierno de Sánchez. Su Asamblea Política Federal también se reúne este sábado.

El problema de Adelante Andalucía es que está liderada por Anticapitalistas, uno de los partidos originarios de la fundación y los anticapis, como se les conoce, no son mayoritarios en el conjunto del país. Tanto Kichi como Teresa Rodríguez lideran esta organización. Pero también es verdad que Iglesias carece de apoyos en el sur, a excepción de la diputada gaditana Noelia Vera.

Sí contaba con apoyos Íñigo Errejón. Sergio Pascual fue el primer secretario de Organización, pero fue destituido y ya no es diputado. Tampoco es parlamentaria Carmen Lizárraga, otra de las errejonistas.    

La dirección de Podemos Andalucía pedirá este sábado un debate interno que analice y corrija los errores cometidos en las recientes citas electorales. "No toca poner el foco en si Pablo Iglesias da un paso atrás, adelante o al lado. No estamos ahora en esa. Hay que sacar conclusiones de lo que ha pasado, debatirlo y corregirlo", ha sostenido este lunes en rueda de prensa el secretario Político de Podemos, Pablo Pérez Ganfornina. No obstante, el dirigente andaluz ha indicado que cuando "se tenga ese debate sincero y honesto podremos poner en el centro quienes son las personas que mejor pueden desarrollar el proyecto político".

Pérez Ganfornina ha planteado estas prioridades después de que el exsecretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, haya reclamado la convocatoria de una asamblea ciudadana -un Vistalegre III- que posibilite la salida de Pablo Iglesias e Irene Montero de la dirección.

Muchos en Podemos contaban con que Iglesias dejaría en puesto en manos de Irene Montero, lo que contaba con un amplio consenso, pero la compra de un chalé en Galapagar por parte de la pareja, así como el sometimiento a las bases de esta decisión comercial, supuso la pérdida de su potencial de popularidad dentro de la formación.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios