La Línea

La Policía Nacional sufre una nueva agresión por parte de narcotraficantes

  • Unas 100 personas apedrean a los agentes que abortaron un alijo en la playa de Levante

Un alijo que fue abortado por la Policía Nacional y la Guardia Civil en abril. Un alijo que fue abortado por la Policía Nacional y la Guardia Civil en abril.

Un alijo que fue abortado por la Policía Nacional y la Guardia Civil en abril. / e. s.

Agentes de la Policía Nacional sufrieron en la madrugada de ayer una nueva agresión por parte de un grupo de narcos que pretendía alijar droga en el litoral de Levante, a la altura de la barriada de San Bernardo.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) en La Línea explicó que los policías, alertados por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), acudieron al lugar, en el que se estaba produciendo un desembarco de hachís. Los agentes lograron detener a uno de los individuos, que fue interceptado cuando corría por la playa con un bulto. Fue en el momento de la detención cuando un centenar de personas que se congregó en la zona comenzó a arrojar piedras y otros objetos a los agentes, lo que impidió que se efectuaran más detenciones.

El SUP explicó que los agentes pudieron ponerse a cubierto en sus vehículos y huyeron de la zona hostil sin tener que lamentar ninguna lesión de gravedad. "Es intolerable la gran actividad delincuencial que existe en la zona relacionada con el narcotráfico, con una media de nueve o diez embarcaciones diarias con hachís entrando en nuestras costas sin apenas represión policial ni judicial", indicó el SUP.

El sindicato policial criticó la falta de respuesta por parte del Ministerio del Interior para poner freno a estas agresiones. "Es de vergüenza ver como se desprecia a la institución policial, el abandono sistemático al que nos vemos abocados por parte del Ministerio de Interior que no quiere reconocer la peligrosidad que entraña esta zona para sus agentes. Nos lo ha dejado muy claro el señor Zoido cuando agredieron a un guardia civil de camino a su trabajo tachándolo de "hecho aislado". Está claro que para el ministro la vida de un policía no vale nada", lamentó.

El SUP exige "de manera urgente" la creación de una Unidad de Prevención y Reacción propia para La Línea, "un Grupo de Respuesta Especializada contra el Crimen Organizado (GRECO) totalmente dedicado a esta ciudad en la que no le faltará trabajo y medios de represión no letales para los agentes de seguridad ciudadana, que ponen en peligro sus vidas diariamente, así como de vehículos 4x4 del tipo Land Cruiser para que se lo piensen bien antes de volver a embestirnos".

El SUP recuerda que un porcentaje del dinero del narcotráfico se usa para financiar el yihadismo y alerta de que la actual situación "le costará la vida a algún agente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios