DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Sanidad muestrea a 62.000 personas para decidir cómo acabará el encierro

  • El Ministerio inicia la próxima semana una encuesta basada en test que incluye a 10.300 andaluces

  • Realizará varios tipos de análisis durante tres semanas a una muestra aleatoria

Un trabajador sanitario manipula un test de detección del coronavirs. Un trabajador sanitario manipula un test de detección del coronavirs.

Un trabajador sanitario manipula un test de detección del coronavirs. / EFE

El Ministerio de Sanidad iniciará la próxima semana la monotorización de 62.400 personas, a las que se realizarán test de modo continuado durante varios meses. 10.300 de estas serían andaluzas, distribuidas en grupos familiares proporcionales al número de habitantes de cada provincia.

Lo que busca Sanidad con esta gran encuesta seroepidemiológica es conocer cuál ha sido el número real de infectados en el país y monitorizar la difusión del coronavirus entre los distintos territorios, ya que la afectación de la pandemia es bastante irregular. Los resultados son la base sobre la que se decidirá cómo se produce el desconfinamiento.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió ayer en que no hay ninguna medida decidida sobre la desescalada, aunque "se contemplan todas". Con la encuesta y la evolución diaria del contagio se adoptará un plan concreto, aunque Illa ha sido taxativo sobre el futuro más próxima: "Aún quedan dos semanas duras". La directora del Instituto Carlos III, Raquel Yotti, dirigirá este sondeo.

Los test que se empleará son de tres tipos: los rápidos, los PCR y los serológicos. Estos últimos, para los que se toma una pequeña muestra de sangre, no más de un pinchazo en un dedo, permitirán conocer cuántas personas se han contaminado y no han pasado ni por hospitales ni por centros de salud, ya que detecta una infección pasada por la presencia de anticuerpos. Sanidad escogerá un grupo de unas 30.000 familias, 62.400 personas, para hacerles distintos análisis.

La monitorización durará tres meses y las pruebas se irán repitiendo cada 21 días. Con todos estos datos, el Ministerio de Sanidad contará con una buena foto en evolución de la pandemia, por comunidades y por provincias, y una base para proyectar una estimación del impacto del virus en España. Esta encuesta será fundamental para el período de transición, ya que el Gobierno cree que es posible que unos lugares se desconfinen antes que otros.

El proceso de transición por regiones es algo que aún no se ha decidido. El Gobierno carece de experiencia sobre ello, de modo que va siguiendo las instrucciones del comité de técnicos y de otros expertos, pero éstos sólo propondrá las actuaciones concretas cuando conozcan algo mejor la realidad de la pandemia. La toma de muestras se realizarán en los domicilios, de acuerdo con las consejerías de Salud de las autonomías.

El cálculo del Carlos III es que necesitará 500 equipos desplegados por todo el país. Será el Instituto Nacional de Estadística el que aporte la base de datos para la elección de los hogares, de modo que la muestra sea representativa. En la propuesta se recoge la necesidad de informar a los participantes, con extrema rapidez, del resultado de los test. Las personas analizadas por provincias serán 900 en Huelva, 1.000 en Jaén, 1.400 en Cádiz, 1.100 en Córdoba, 1.900 en Sevilla, 1.700 en Málaga, 1.200 en Granada, y 1.100 en Almería.

Estos análisis son una acción independiente de los diagnóstico que se realizan a diario en los hospitales. Según el dato del ministro Illa, en España se han realizado 600.000 test, pero se reducen a los profesionales expuestos y a los posibles pacientes. El número de PCR diarios es de 20.0000. Éste es el método que otorga mayor fiabilidad. No hay, hasta el momento, campañas entre personas asintomáticas, que es lo que comenzará la semana próxima.

El Ministerio de Sanidad ha vuelto a aclarar que el confinamiento para asintomáticos en las denominadas Arcas de Noé será voluntario, pero también cabe aclarar que tampoco es una decisión adoptada. El presidente, Pedro Sánchez, pidió a los autonómicos un listado de "infaestructuras" que pueden convertirse en estos albergues. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios