pugna por el liderazgo del psoe

Patxi vence, Pedro se pierde y Susana gana la situación

  • El ex lehendakari logra meter una cuña entre el choque de placas de los dos aspirantes con más opciones, aferrados a los reproches del pasado y las derrotas electorales.

Patxi vence, Pedro se pierde y Susana gana la situación /

Comentarios 29

Pedro Sánchez y Susana Díaz llegaron al debate dispuestos a juzgar el pasado, se iba a tratar de un ajuste de cuentas entre ambos a causa de la abstención del PSOE a Mariano Rajoy y de las derrotas electorales. Pedro buscaba una revancha y Susana trataba de sentenciar lo que quedó sentenciado en octubre, pero un sorprendente Patxi López, mayor, más maduro que los otros dos contendientes, abrió una brecha de sensatez y calma. Ni nación ni abstención ni las relaciones de filiación con Podemos o Ciudadanos, de nada de eso se debía hablar, según el ex lehendakari; López brilló, no consiguió llevar el debate hacia dónde pretendía, la noria del pasado solo avanzaba sobre su engañoso eje, pero el candidato que se daba por muerto esta semana aún tiene vida.

Díaz: "Pedro, cariño, tu problema no soy yo, tú problema eres tú"

Susana Díaz entendió la estrategia del ex lehendakari, y le dejó hablar, le dio la razón en muchas ocasiones y, por respuesta, Pedro Sánchez se lió, citó fechas, informes pretéritos, se perdió e intentó demostrar que la presidenta andaluza carece de una idea clara sobre España. Mala defensa. "Pregunta, todo el mundo sabe cuál es mi visión de España", contestó Díaz.

Sánchez se enfrentó a ambos, hasta le afeó al ex lehendakari que no hubiese entregado su acta de diputado en la sesión de investidura de Rajoy. "Pedro, cariño, tu problema no soy yo, tú problema eres tú", le dijo Susana Díaz, con un tono sereno sólo en las formas. Golpeó en varias ocasiones a su ex secretario general. El debate fue de guante blanco, pero de puño negro. Y le pegó en sus flancos más débiles y, en especial, en el de sus "bandazos", "vaivenes" sobre el concepto de España y la adjetivación de la supuesta nación catalana. "Pedro, dime qué es nación", se hartó López, y Pedro parecía que se iba a caer. "Sí, claro, es un sentimiento, un..." ¡¡Un sentimiento!! El ex lehendakari le dio dos lecciones de libro, y lo dejó sentado, como si se tratase de un alumno revoltoso.

Susana Diaz: "Al PSOE hay que saber quererlo y respetarlo" /

El único debate entre los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE fue de una tremenda dureza, Patxi López venció al no entrar en la batalla donde no cabía un tercero, Pedro Sánchez se perdió en un intento de remontar su pasado y Susana Díaz ganó, ganó porque pasó una prueba en la que el ex secretario general no demostró que es mejor que ella y, sobre todo, porque al tercero le espera una resurrección en estos últimos días que le conviene a la andaluza. Si la recogida de avales redujo las elecciones primarias a un asunto de dos, el debate vuelve a situarlo entre tres, y esto es muy importante para la victoria de Susana Díaz. Durante los últimos días, los pedristas daban por hecha la retirada de López y el traspaso de votos de los patxistas a Sánchez. Ahora esto no está tan claro.

Pedro Sánchez fue el primero en referirse al pasado, nada más comenzar a hablar, su relato sobre ello es coherente y, en principio, era donde debía situar el partido para ganar. Y dijo en su primera intervención: "La cuestión por la que estamos aquí es si curar o cronificar esa abstención al PP... La abstención no ha servido para nada... Rajoy es una manzana podrida en la cesta de la democracia, por eso si soy elegido secretario general, lo primero que haré es pedir la dimisión de Mariano Rajoy". Susana Díaz sabía que ese iba a ser el flanco del ataque, y por eso respondió: "El PP es un partido tóxico, diría que infame, pero tonto no es, y le conviene el candidato que se ha presentado dos veces y no ha gobernado.

Sánchez: "O curar o cronificar la abstención a Rajoy, eso es lo que se dilucida" /

Sabe qué es el PSOE que no le conviene. Estamos aquí porque hemos dado muchos bandazos, tanto, Pedro, que sales y entra de la declaración de Granada, sales y entra, yo no digo que seas voluble, digo que cambias en función de lo que le viene bien. No sé puede tener cada semana una visión de España". Fue, entonces, cuando Patxi López entró en juego, abriendo una brecha entre las dos placas tectónicas: "Podemos llevarnos todo el día debatiendo si hicimos mal o bien, ¿pero a dónde nos lleva? ¿A la melancolía? Y nos podemos llevar todo el día debatiendo con quién debemos pactar. El PSOE nunca debe decir con quién debe pactar, sino para qué". Dolido, se refirió a las menciones de Pedro Sánchez sobre el pacto del ex lehendakari con el PP en el País Vasco: "Pedro, ya te lo he oído varias veces, pacté en Euskadi entre dos para qué, y fue para acabar con ETA".

Sánchez: "La cuestión por la que estamos aquí es si curar o cronificar esa abstención al PP"

Si el ex secretario general hizo el anuncio de la petición de dimisión de Rajoy -no muy nueva, por cierto-, la presidenta andaluza se comprometió a retirarse si al PSOE no le marchaba bien en las futuras elecciones en el caso de que ella ganase: "Si el PSOE no remonta, yo me marcharé y sin hacer ruido".

Si la estrategia de Sánchez contra Susana Díaz fue el PP, la de la andaluza fueron los cambios de opinión del ex secretario: "Estamos aquí porque hemos dado muchos bandazos, tanto, Pedro, que sales y entras de la declaración de Granada, sales y entra, yo no digo que seas voluble, digo que cambias en función de lo que te viene bien", le espetó.

Susana Díaz y Pedro Sánchez se enfrascaron en su noria sobre la abstención de la primera al PP y los fracasos electorales del segundo. Patxi López volvió a brillar cuando se debatió sobre el modelo del partido, una organización, en su opinión, que debe ser democrática, pero no "anárquica" ni "asamblearia".

Por ejemplo, propuso que las consultas a la militancia no dependan sólo de la voluntad del líder -"eso es de república bananera"-, sino de un órgano, y propuso, el verbo lo empleó en una cadencia retórica, que el secretario general sólo pueda ser destituido por el voto de los militantes. "Si gano lo primero que haré el día 21 será llamaros, a los dos, y deciros 'se ha acabado la broma", aseguró.

López: "Podemos llevarnos todo el día debatiendo si hicimos mal o bien, ¿pero a dónde nos lleva? ¿A la melancolía?"

López pide el voto útil para derrotar a la derecha, "no entre nosotros" /

Fue Patxi López quien venteó las dudas sobre la compatibilidad de Susana Díaz como secretaria general y presidenta de la Junta, pero la aludida no entró. También Pedro Sánchez dijo que él estaría dedicado "al cien por cien al partido". "Incompatible es una cosa, recomendable es otra, también cuando era lehendakari me propusieron ser secretario general y quise dedicarme por entero a ser lehendakari", sentenció el vasco. De modo sibilino, la presidenta le dejó caer que esa dedicación no le sirvió para volver a ganar unas elecciones.

LÓPEZ: "PODEMOS LLEVARNOS TODO EL DÍA DEBATIENDO SI HICIMOS MAL O BIEN, ¿PERO A DÓNDE NOS LLEVA? ¿A LA MELANCOLÍA?"

Sánchez aprovechó el último minuto para atacar a Susana Díaz, ese fue el broche de oro, recordarle a la presidenta que lleva toda su biografía "en la vida orgánica" del partido, que arrastra "23 gestoras". Y la presidenta andaluza entró al trapo en una extraña discusión sobre un titular y "un medio de derechas", la misma noria de reproches en la que ambos andan metidos desde que en 2014 fueran juntos a un congreso. "O curar o cronificar el apoyo al Partido Popular...".

Euforia en el equipo de la presidenta andaluza

El equipo de Susana Díaz se mostró eufórico con el papel de la presidenta andaluza al término del debate porque creen que ha logrado poner al ex secretario general "contra las cuerdas", mientras que en la candidatura de Pedro Sánchez criticaron que su "soberbia [la de Díaz] ha salido a relucir". El entorno del ex secretario general reconoció que no esperaban una Susana Díaz "tan agresiva", pero insistieron en que "se ha equivocado" con esa estrategia y que ha sido ella la que ha "perdido el debate". Los pedristas se quejaron además de la "pinza" que, a su juicio, fabricaron Díaz y Patxi López contra el ex líder socialista, mientras que desde la candidatura de la jefa del Ejecutivo andaluz se mostraron "muy satisfechos" porque "entre los dos (ella y López) han sacado a Pedro del debate".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios