Sesión de control

Susana Díaz señala que la Junta tiene "paradas" las fusiones hospitalarias

  • La presidenta andaluza explica están negociando otro modelo con todos los actores y asegura que  a este Gobierno no le duele en prenda oír a los ciudadanos.

  • Anuncia una medida para dar más estabilidad a 15.000 trabajadores del SAS.

Susana Díaz, en la sesión de control. Susana Díaz, en la sesión de control.

Susana Díaz, en la sesión de control. / EFE

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha subrayado este jueves que su Gobierno tiene "paradas" las fusiones hospitalarias en la comunidad autónoma y actualmente "negocia un nuevo modelo con todos los actores sanitarios".

Así se lo ha trasladado la presidenta al coordinador general y portavoz parlamentario de IULV-CA, Antonio Maíllo, en respuesta a una pregunta que este último le ha formulado en la sesión de control al Gobierno andaluz, en el Pleno del Parlamento, sobre sanidad.

Susana Díaz ha indicado que el Gobierno que preside y ella misma "siempre estaremos dispuestos a escuchar a los ciudadanos", algo que acaban de "demostrar", según ha añadido, "con el acuerdo que hemos firmado con la mayoría de los sindicatos representativos de casi el 80% de los profesionales sanitarios en los hospitales de Granada".

Tras apuntarle a Maíllo que imagina que "estará satisfecho con que se acuerde con sindicatos aquello que se puede mejorar", la presidenta de la Junta ha añadido que "lo hago porque creo firmemente en el diálogo y en la participación ciudadana", así como porque "son, por un lado, los profesionales, y por otro lado los beneficiarios de la sanidad pública, quienes mejor pueden indicar cómo mejorar".

"Estábamos convencidos de que las fusiones hospitalarias iban a mejorar la situación y a salvaguardar algo fundamental en la sanidad pública como es la equidad, el acceso a la igualdad de condiciones de los ciudadanos a la sanidad pública", pero "ha habido una demanda por parte de los profesionales y de los usuarios de que no es así, y a este Gobierno no le duele en prenda oír a los ciudadanos, a sus representantes sindicales, y rectificar, y como hemos hecho e Granada, y en el resto de Andalucía, parar las fusiones", ha continuado la presidenta.

Ha agregado en esa línea que "si algo no hemos hecho bien, si algo no ha sido acertado o no se entiende por parte de profesionales y usuarios, no tendremos problemas en rectificar, en frenar y en negociar, como estamos haciendo en este momento, un nuevo modelo con todos los actores sanitarios", ha abundado Susana Díaz.

Estabilidad para 15.000 eventuales

Díaz anuncia que va a "impulsar una medida para dar más estabilidad a la plantilla del Servicio Andaluz de Salud (SAS)", que va a "beneficiar a 15.000 eventuales sanitarios estructurales para que tengan estabilidad dentro del sistema público de salud".

La meta de este proyecto es actuar "de la mano de los sindicatos en un plan negociado, con una aplicación gradual pactada con ellos para que no perjudique en la prestación del servicio".

La presidenta ha enfatizado que todo ello va "dirigido a dar más seguridad a los profesionales, más estabilidad en el empleo y mayor calidad en la prestación de ese servicio público".

En esa línea, ha defendido que "lo más importante del sistema publico de salud es que los ciudadanos accedan a él en igualdad de condiciones de manera universal y gratuita, pero también esos magníficos profesionales que son los que mantienen la cartera de servicios".

Posteriormente ha aludido también a la décima extra de objetivo de déficit para las comunidades autónomas en 2017 acordada con el Gobierno en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), para señalar que esa décima "va a permitir entre otras cosas esa medida" dirigida a los eventuales, el que "15.000 profesionales públicos de la sanidad encuentren la estabilidad en el empleo y mejore la sanidad de los andaluces", según ha valorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios