Jefa de la oposición

Susana Díaz quiere aguantar hasta las siguientes elecciones andaluzas

  • La socialista considera que los resultados electorales del 2-D le avalan para seguir al frente del PSOE andaluz

Susana Díaz, durante la rueda de prensa. Susana Díaz, durante la rueda de prensa.

Susana Díaz, durante la rueda de prensa. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 40

Susana Díaz no se marcha. En su primera rueda de prensa desde la noche del 2 de diciembre, la aún presidenta de la Junta ha explicado que seguirá como líder en la oposición, y su intención es volver a presentarse a unas elecciones andaluzas. "Es mi voluntad y mi obligación", ha dicho. Es más, la que aún es presidenta de la Junta le augura una corta legislatura al nuevo Gobierno de Juanma Moreno. "Estamos preparado para cuando lleguen", ha dicho.

La respuesta a la pregunta de si desea volver a presentarse ha sido esta: "Evidentemente, sí. No es mi voluntad, es mi responsabilidad que además coincide con mi voluntad tras verme refrendada en las urnas por más de un millón de andaluces. Se han tenido que unir tres fuerzas que entre ellas no se hablan para desalojar al PSOE porque ha ganado las elecciones. Eso da una fuerza enorme. Si ademas esa fuerza la recibes con las ganas de volver al Gobierno. Eso te da aliento".

Le avala el resultado

El argumento de Susana Díaz para seguir al frente del partido, a pesar de que va a entregar la Junta después de 37 años de gobiernos socialistas, es que ella fue elegida en un congreso regional, que le avaló un proceso de primarias -aunque no hubo votación-, y que los electores le han legitimado para seguir. Es una lectura muy particular, no compartida por la dirección de Pedro Sánchez, pero sí parece que le avala la dirección andaluza, donde no hay ninguna voz crítica.

"Del mismo modo que yo respeto la legitimidad del nuevo Gobierno andaluz, pido que se reconozca la legitimidad de un partido que ha ganado las elecciones", ha dicho Díaz. 

Será ella quien responda a Juanma Moreno en la sesión de investidura y quien lleve el peso de la oposición socialista. Tampoco se irá al Senado ni buscará otras salidas: su intención es mantenerse en la oposición cuatro años y volver a competir por la presidencia de la Junta, aunque eso se decidirá en unas primarias socialistas.

Una vez que Díaz deje de ser presidenta de la Junta, se deberá someter a unas primarias para ser la próxima candidata a las elecciones.

La estrategia de la líder socialista es clara, pasa por esperar a las elecciones europeas, autonómicas y locales del 26 de mayo. Si ese día, el PSOE repite unos resultados parecidos a los andaluces, Susana Díaz se armará de razones para que Ferraz no emprenda acciones contra ellas. En el fondo, hay una suposición de que al resto de barones le irá también mal.

Susana Díaz ha reconocido, hasta en cinco ocasiones, la legitimidad del Gobierno de Juanma Moreno, en coalición con Cuidadanos, y apoyado por Vox desde el Parlamento, pero ha dudado de su estabilidad. "Nace como un pato cojo", ha dicho en referencia a los problemas que han surgido, de nuevo, entre Ciudadanos y Vox.

Listas de las municipales

El PSOE andaluz comenzará a preparar las listas de las elecciones municipales, y no parece que le vaya a dar mucho espacio al pedrismo. Ya están elegidos los candidatos a las ciudades de más de 50.000 habitantes, pero ahora serán los militantes los que elijan, en votación, el listado de candidato a concejales.

Según los Estatutos socialistas, será la dirección federal la que finalmente apruebe las listas e, incluso, puede alterarlas. La dirección andaluza cree que Ferraz no se atreverá a cambiar lo que decidan los militantes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios