Andalucía

Otras alas para despejar las pistas

  • Halcones y águilas mantienen a raya a otras aves en el aeropuerto de Málaga

Orca y Morla son algunos de los halcones que, junto a las águilas Lissy y Boing, vigilan diariamente el aeropuerto de Málaga con la misión de que ningún ave invada las pistas durante el despegue y aterrizaje de los aviones. Es cetrería en estado puro, un servicio que la consultora ambiental Gestión de fauna ofrece al aeropuerto y que consiste en adiestrar rapaces para que realicen vuelos preventivos y expulsen a la avifauna invasora.

El responsable del equipo, formado por seis especialistas entre ornitólogos, biólogos y técnicos medioambientales, es Francisco Llopis, quien afirma que "la eficacia es casi del cien por cien", toda vez que las rapaces cuentan en tierra con la colaboración de Beckham, un perro que señala a las aves intrusas cuando se quedan rezagadas o cuando no tienen la ventaja suficiente para salir de su escondite.

Si entra en el recinto aeroportuario algún pájaro, se suelta al rapaz y antes de interceptar la presa es llamado por sus adiestradores, sin llegar a darle muerte y minimizando de esa forma las bajas. El equipo usa tres técnicas para este fin, como la altanería, en la que el halcón sobrevuela con una altura de hasta 200 metros a la espera de que aparezca algún ave en su radio de acción, algo que si ocurre provoca que éste se lance en picado con una velocidad que alcanza los 200 kilómetros por hora. Los otros dos métodos son el bajo vuelo y el mano por mano, en las que el halcón sale del puño de su adiestrador con un objetivo, que es el de acosar a una presa o atacarla para volver a su origen.

Cada uno de sus pájaros vuela con un emisor, un aparato que se le coloca antes de emprender el vuelo y que indica la dirección donde se encuentra en función de sus movimientos. Los halcones y las águilas prestan su servicio durante dos o tres meses y descansan otros tantos. El otoño, el invierno, y principios de primavera son las épocas de más trabajo, porque el número de aves que hay normalmente se triplica a causa del clima benigno de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios