Aljarafe

La alcaldesa de Gelves protesta tras llegar 80 inmigrantes a un centro del pueblo "a punto de empezar la Feria"

  • La primera edil socialista ha elevado su queja tanto a la Junta como al Gobierno y llama a la calma a los vecinos tras la alarma generada

  • Los menores han sido desviados desde Tarifa y están tutelados en una escuela de seguridad por falta de espacio

Isabel Herrera. Isabel Herrera.

Isabel Herrera. / D. S.

Comentarios 14

La alcaldesa de Gelves, Isabel Herrera (PSOE) ha elevado protestas a la Junta de Andalucía y el Gobierno central por enviar a un centro del municipio a 80 menores inmigrantes no acompañados rescatados en Tarifa (Cádiz), al sostener que han provocado inseguridad y protestas entre los vecinos, “más aún a punto de empezar la feria”. 

A través de su web oficial, el Ayuntamiento ha comunicado que ha protestado por este asunto ante la subdelegada del Gobierno en Sevilla, María Esther Gil Martín, y la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Sevilla, Mari Ángeles Fernández Ferreiro, después de que los menores ingresaran el pasado fin de semana en una escuela de seguridad para ser tutelados, tras no tener opciones la Junta de ponerlos a disposición de centros de protección de menores propios. 

La edil, que ha convocado una Junta Local de Seguridad urgente para tratar este asunto, ha aclarado que “no son delincuentes, sino menores tutelados, pero estudiar el caso responde a la preocupación de los vecinos, además de recalcar que el Ayuntamiento no entiende cómo se ha ingresado en el centro a los menores “sin que nadie le hubiera comunicado nada oficialmente”. 

Ha señalado que tuvo conocimiento del hecho debido a que la Policía Local recibió algunas llamadas de vecinos de la localidad alertando de la presencia de los menores en algunas calles céntricas del municipio, y se ha comprometido “a depurar responsabilidades”. 

El Ayuntamiento aclara que no están en régimen cerrado, pero cita que se han producido algunas situaciones de inseguridad en el pueblo por su presencia. 

Desde la entidad en la que están ingresados se ha explicado al Consistorio que son atendidos por diez monitores por turno y cuentan con traductores y educadores, y sus responsables se han comprometido con la alcaldesa a reforzar sus medidas de seguridad para evitar que los menores menos adaptados generen cualquier tipo de malestar entre la población. 

Por último, la edil ha mostrado a los responsables del centro su desconcierto ante la falta de comunicación producida “y les advirtió de su responsabilidad en cualquier incidencia que se pudiera producir”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios