Balance de seis meses

Seis meses con Vox en Andalucía: la "ideología de género" irrumpe en el Parlamento

  • El portavoz, Alejandro Hernández, hace balance de la andadura de la extrema derecha en el Parlamento

  • "Ideología de género", memoria histórica e inmigración: Vox introduce sus prioridades en seis meses

El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa. El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa.

El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa. / EFE

Andalucía fue pionera en la entrada de Vox en las instituciones. El adelanto electoral planeado por Susana Díaz ha permitido que la extrema derecha haya utilizado el Parlamento andaluz como campo de pruebas. El experimento ha sido un éxito. O, al menos, así lo ven en la formación de Santiago Abascal, cuya voz al sur de Sierra Morena es la de Alejandro Hernández, portavoz del grupo en la Cámara que esté miércoles ha hecho un balance positivo de su irrupción en la política española. 

El diputado cordobés ha sacado conclusiones positivas en dos niveles: el discursivo y el propiamente político. Según su relato, Vox ha logrado que se introduzcan en los asuntos de debate temas que están "fuera del discurso dominante". Hernández ha considerado que hay cuestiones que "estigmatizan" a quien las menciona. Se ha referido a la memoria histórica, la "violencia intrafamiliar", la "ideología de género" y la inmigración irregular. 

"Antes no habían sido objeto de comentario", ha lamentado el portavoz de la formación de extrema derecha. Desde su llegada, lo son. De hecho, casi todos los temas mencionados por Hernández están regidos por lo que en Vox llamaron "leyes ideológicas" durante las negociaciones para formar gobierno en Andalucía, el pasado diciembre. En el documento de máximos que enviaron al PP, se incluía la eliminación de las leyes de Igualdad, LGTBI y de Memoria Democrática. Finalmente, sólo esta última entró en el acuerdo de investidura de Juanma Moreno con el compromiso de convertirla en una "ley de Concordia". 

Sin embargo, algunas de las polémicas generadas por Vox siguen teniendo relación con estos asuntos que, tal y como se ha congratulado Hernández, están de actualidad gracias a su partido. Una de las primeras decisiones que tomaron fue la de solicitar los nombres de los trabajadores sociales, psicólogos y médicos que valoran los casos de violencia de género. También fue llamativa la proposición no de ley sobre inmigración en la que sugerían que los barcos de Salvamento Marítimo hacían las veces de "taxis" para los magrebíes y subsaharianos que intentan llegar a Andalucía en patera. Con la connivencia de las ONG.

Alejandro Hernández, además de celebrar él éxito discursivo de sus postulados, ha valorado positivamente el trabajo de su grupo parlamentario en el mantenimiento de la "estabilidad" del Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, sobre todo tras el acuerdo de presupuestos. "Hemos sido generosos", ha asegurado el diputado cordobés antes de recordar que su partido "ha transigido" en muchas materias. "No podemos imponer todo lo que nos gustaría", ha reconocido.

A pesar del balance positivo, el portavoz de Vox ha dado un tirón de orejas al bipartito que la formación de extrema derecha soporta. El diagnóstico de Hernández es que la acción del Gobierno ha sido "publicitaria". Ha hablado incluso de "propaganda", si bien ha recordado que cuatro de los seis primeros meses del Ejecutivo de Juanma Moreno han coincidido con los meses de campaña electoral. "No ha habido actividad legislativa", ha sentenciado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios