Playas

El cierre del acceso a Cuesta Maneli se mantiene todo el verano por las obras

  • La Junta empezó hace trece días la actuación en la pasarela de madera que lleva a la playa

  • Los aparcamientos y la zona de merendero serán rehabilitados también durante cuatro meses

Comentarios 4

Justo dos años después del gran incendio de Las Peñuelas, Cuesta Maneli sigue cerrado. Una verja con candado mantiene cortado el paso a una de las mejores playas de la provincia de Huelva. Y seguirá así, al menos, hasta mediados de octubre, hasta que no concluyan las obras que empezó la Junta de Andalucía el día 17 para la reposición de la pasarela de madera y el equipamiento público del paraje, cuyo plazo de ejecución es de cuatro meses. Tres veranos sumará ya sin visitantes.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio anunció en julio del año pasado la inversión de 3 millones de euros en distintas actuaciones en el entorno costero de Doñana para reparar los daños por el fuego que arrasó la zona en junio de 2017. Entre esas intervenciones se contemplaba la de restauración del acceso de Cuesta Maneli, pendiente aún de recuperar la larga pasarela de madera que atraviesa el paraje desde la zona de aparcamientos, el mirador sobre el acantilado y la escalera de acceso a la playa. En total, un presupuesto estimado de 416.146 euros, cofinanciados por la Unión Europea a través de los fondos Feder.

Pero las obras han tardado once meses en llegar. Ya se sabía entonces que tenían un plazo de ejecución de cuatro meses, por lo que el tiempo apremiaba si se quería disponer de esta playa para este verano de 2019. No se habló entonces de una fecha de inicio, aunque desde el Ayuntamiento de Almonte se saludó la inversión para una actuación considerada “necesaria y fundamental para el disfrute de nuestro litoral” por la entonces alcaldesa, Rocío Espinosa, que pidió un pronto comienzo y una ejecución “rápida y eficaz”.

La realidad, sin embargo, es otra y no ha sido hasta el día 17 de este mes de junio cuando han comenzado las obras en Cuesta Maneli a cargo de la Consejería al margen de la recuperación medioambiental. Y no estarán listas hasta mediados de octubre, si se cumplen los plazos previstos, fuera ya, de largo, de la temporada estival.

Fuentes conocedoras del caso apuntan a un más que posible retraso en la concesión de la licencia administrativa de obras por parte del Consistorio almonteño, que ha eludido hablar sobre las actuaciones en Cuesta Maneli con este periódico. La Junta tampoco se pronuncia sobre las causas del retraso, aunque sí se ha subrayado que se ha actuado inmediatamente tras la consecución de la licencia.

La intervención, confirma la ahora Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Huelva, está presupuestada en 416.146,83 euros, financiada al 80% con fondos Feder, con el plazo de ejecución previsto de inicio.

Hace dos semanas comenzaron los trabajos de restitución de la pasarela de madera, que constituye la actuación más significativa, junto con un mirador en el acantilado y la reposición de la escalera del margen izquierdo del acceso. Además, se incluyen elementos necesarios para el uso público, como aparcamientos para personas con movilidad reducida, merenderos y descansaderos con bancos. En sólo este tiempo ya se ha marcado con postes y colocado la estructura del sendero de madera que asciende por el pinar calcinado hasta el acantilado.

Desde la Delegación se detalla que en las mismas obras están previstos seis aparcamientos para personas con movilidad reducida junto al comienzo de la pasarela, además de la disposición de superficies de hormigón bajo sombra con mesas adaptadas, que enlazarán también con la pasarela de acceso a la playa mediante un entarimado de madera.

Todas esas actuaciones finalizarán a mediados de octubre, por lo que no estarán a disposición del público ya hasta el verano de 2020, cuando se cumplan cuatro años del incendio de Las Peñuelas. La playa, no obstante, se recuerda desde la Delegación de Desarrollo Sostenible, sigue abierta al baño, como todo este tiempo transcurrido desde 2017, aunque sólo es accesible desde la propia orilla, tras tomar otros accesos cercanos a ambos lados, como Rompeculos o El Parador, que implica un largo paseo a pie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios