Almería

Sin consuelo

  • Varios miles de almerienses pasaron por la capilla ardiente de Gabriel Cruz en su despedida.

  • El funeral se celebra este martes a las 10:30 horas en la catedral de la capital.

Las imágenes de la capilla ardiente por Gabriel Las imágenes de la capilla ardiente por Gabriel

Las imágenes de la capilla ardiente por Gabriel / Rafael González

Comentarios 2

Sin consuelo posible. Miles de almerienses se volcaron en la jornada de este lunes en la despedida de Gabriel Cruz, el pequeño que desapareciera en la tarde del pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas Bajas de Níjar, y que después de 13 angustiosos días de intensa búsqueda, apareciera muerto en el vehículo de la pareja del padre del pequeño el pasado domingo en Vícar.

La búsqueda del Gabriel Ruiz, ese pequeño 'pescaito' (como su madre le llamaba por su amor al mar) ha tenido a todo un país volcado durante todos estos días. Gabriel ha sido uno más en todos los hogares de los españoles, y su pérdida ha supuesto un mazazo que ha roto de dolor a toda una sociedad que ha demostrado su solidaridad con la familia en momentos tan complicados como este.

En la jornada de este lunes, desde primeras horas de la mañana, la sede de la institución provincial, donde quedaba instalada la capilla ardiente, ya se podía ver a los primeros ciudadanos que de manera espontánea se apostaban a sus puertas. No importaba cuando llegara el pequeño, las horas que les tocara afrontar. Solo querían asegurarse de que podrían brindarle un último y cariñoso adiós.

Susana Díaz abraza a la madre de Gabriel. Susana Díaz abraza a la madre de Gabriel.

Susana Díaz abraza a la madre de Gabriel. / R. González

La llegada estaba prevista para las 13:00 horas, pero no fue hasta las 16:20 horas de la tarde cuando llegaba el féretro al Patio de Luces de Diputación. En principio, los padres habían decidido estar unas horas a solas con su hijo y su entorno más cercano, pero poco después de las 17:00 horas se abrieron las puertas de la institución provincial, la hora prevista. Un gesto más de los padres de Gabriel Cruz, Ángel y Patricia, que pese al dolor siempre han conferido muestras de agradecimiento a unos ciudadanos que han sentido muy cerca en todo momento y a los que no han cesado de agradecer su ayuda y comprensión.

Difícilmente se recuerde, y puede que no tenga precedentes, una despedida tan masiva. Las colas para acceder a la capilla iban desde calle Navarro Rodrigo, pasando por Calle Rambla Obispo Orberá y llegando hasta buena parte de la Rambla de la capital. Una estampa que quitaba el aliento, pero que a la vez se ha convertido en símbolo de la solidaridad de toda una provincia.

Por la capilla pasaron personalidades de la vida política para velar al pequeño y mostrar sus condolencias a la familia. De las primeras en llegar fue la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz: "No sé si es esa sonrisa que ha entrado en nuestras casas estos días, no sé si la ternura de esa madre, dignidad y esa gran talla humana pidiéndonos a todos serenidad y sosiego... pero ponerse en el dolor de los padres de Gabriel Cruz es imposible", explicaba Díaz visiblemente emocionada. Junto a ella, la alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, y el presidente de la Diputación Provincial, Gabriel Amar, quien estuvo durante toda la jornada junto a la familia en las dependencias de la institución, le dieron su pésame a la familia. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, y el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, acudieron a primera hora para estar al lado del pequeño Gabriel y de sus más allegados. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, llegaba a media tarde desde Madrid direcro a la capilla, sin dar más información sobre la actual investigación: "Es momento de estar con Gabriel y su familia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios