Susana Díaz en el Senado

El PP convierte al Senado en la plataforma de ataque a Susana Díaz

  • "Lo que ha hecho la criatura es casarse conmigo", dice Susana Díaz sobre su marido

  • "No me venga con historias de pena, la pena es del millón y medio de parados andaluces", le dice el senador Luis Aznar a la presidenta

  • El PP le recuerda el empleo de su marido y tres cuñados en empresas que recibieron subvención

Comentarios 24

El PP ha convertido la comisión de investigación del Senado en una plataforma de ataque a Susana Díaz a las puertas de la campaña electoral de los comicios del 2 de diciembre. El senador popular Luis Aznar ha sometido este jueves a la candidata socialista a un duro interrogatorio sobre los trabajos de cuatro de sus familiares en empresas subvencionadas por la Junta. Ocurrió antes de que la socialista fuese consejera de Presidencia, pero el argumento que ha defendido Luis Aznar con estos ejemplos es el supuesto trato de favor a personas cercanas al PSOE en organizaciones favorecidas por la administración andaluza.

Susana Díaz: "Estoy aquí porque hay elecciones"

"Estoy aquí porque hay elecciones en Andalucía el 2 de diciembre; si hubiesen sabido la fecha exacta, me habrían citado en plena campaña", ha indicado la presidenta.

Desde las 10:30 a las 16:00

Susana Díaz ha sido citada a esta comisión que investiga la financiación de los partidos, pero en la que sólo participa el PP. Fue creada como respuesta a la constitución en el Congreso de una anterior para analizar la financiación del PP por la Gürtel. La presidenta ha declarando desde las 10:30 a las 16:00 horas, en una sala donde ha llegado acompañada de su secretario general de Presidencia, Máximo Díaz Cano. Los senadores socialistas Francisco Menacho y Juan Cornejo también están en el recinto. La mañana ha dejado momentos de tensión entre la presidenta y el senador.

Luis Aznar: "Yo no me he tomado cuatro coca colas esta mañana"

En un momento de nerviosismo por ambas partes, el parlamentario del PP le ha recriminado: "Yo no me he tomado cuatro coca colas esta mañana". "Son cero cero, los vicios que no son malos no hay que esconderlo, señor senador", le ha respondido. Luis Aznar es senador por la provincia de León.

Los casos de corrupción abiertos en Andalucía por diversos motivos, tales como el de los ERE o el de los cursos de formación, no están relacionados con la financiación del PSOE, pero el ataque utilizado por Luis Aznar se basa en mostrar que hay personas ligadas al partido que se benefician con empleos en empresa subvencionadas por la administración.

Recomendados en Biodiésel

Una de estas empresas es Biodiésel Andalucía 2004, financiada por la Diputación de Sevilla y la Junta, y dedicada al reciclaje de aceites usados. Según un documento que Aznar ha mostrado en la comisión del Senado, hay una lista de 47 personas recomendadas por dirigentes del PSOE sevillano y enviada a la dirección de Biodiésel para ser contratadas. Dos de ellas son Aurora María Moriche, cuñada de Susana Díaz, y Fernando Vargas, "esposo de la delegada de Empleo", dijo el senador. Díaz ha sostenido que estos familiares eran "currantes", que se dedicaban "a ir con un carrito recogiendo aceite usados de las casas". "No entran en consejos de administración ni le llevan en Jaguar a su casa ni le pagan los cumpleaños", se ha defendido.

Biodiésel recibió 900.000 euros de la Junta y 300.000 euros de la Diputación de Sevilla, gobernada por el PSOE. Los listados que posee el PP son de los años 2010 y 2011.

Aznar: "Deje que los andaluces distingan a un trabajador con carrito de un enchufado en una empresa subvencionada"

"No me venga con historias de penas, ni de Dickens, la pena es del millón y medio de andaluces parados que no tiene estos tratos de favor", ha respondido el senador. Aznar le ha recordado el caso de quien fuese vicesecretario general del PSOE, Rafael Velasco, que dimitió después de que se supiera que su esposa poseía una empresa de cursos de formación que era subvencionada por la Junta. "No compare a un empresario con un trabajador por cuenta ajena", le ha respondido.

Ante tales ataques, Susana Díaz se ha defendido de estos ataques con dos argumentos: que ella no ejercía cargo público entonces y que los puestos de trabajo desempeñado eran de simples trabajadores. "Deje que los andaluces sepan distinguir entre una persona que recoge aceite con un carrito de un enchufado en empresas subvencionadas", le ha respondido el senador.

Cada nombre del listado de Biodiésel, que el PP llevará ahora a los juzgados en forma de denuncia, viene señalada con números del uno al cuatro. Según Aznar, cada cifra indica quién recomienda. El uno es el presidente de la Diputación de Sevilla; el dos, José Antonio Viera, entonces secretario provincial del PSOE de Sevilla; el tres, Enrique Martí, secretario de Organización del PSOE de Sevilla, y el cuatro, al que el senador llama "la equis", es quien recomienda a dos cuñados.

Fundación de UGT

La otra empresa citada es una fundación de UGT. José María Moriche trabajó como como auxiliar administrativo en el Instituto de Formación y Estudios Sociales de UGT. En esta misma entidad trabajó Felipe Gallardo, "pareja de una hermana mía", según admitió Susana Díaz, Anaís García, concuñada suya. Es "pareja de un cuñado" de Moriche "que está en Suiza de inmigrante", reconoció.

"Muy desesperados tienen que estar para traerme aquí y preguntarme otra vez por este asunto (...) Lo que le asombra es que nosotros estemos casados con lo que se conoce como currantes", respondió Díaz en un duro diálogo, en el que Aznar aseguró que "el dinero que entraba en su casa no era de UGT, sino de la Junta, y esos son gastos no subvencionable". Susana Díaz ya fue interrogada por el trabajo de su marido en la UGT en una comisión de investigación que hubo en el Parlamento andaluz. La presidenta ha vuelto a dar la misma explicación: que comenzó a trabajar en 2004, antes de que fuese consejera de Presidencia de la Junta, y que salió cuando fue elegida para tal cargo.

"Cobraba entre 700 y 1.200 euros, era un currante", ha dicho la presidenta en la Cámara alta. "Si la criatura lo que ha hecho es casarse conmigo, ¿le parece poco pecado?", ha espetado Díaz. 

Susana Díaz ha sostenido que ninguno de los casos de corrupción que se juzgan ahora en Andalucía están relacionado con la financiación ilegal del PSOE. Pero el senador popular Luis Aznar, que ejerce de interrogador, sostiene lo contrario. El interrogatorio se ha convertido en un choque dialéctico entre la presidenta y el senador, amable en las formas, pero cargado de intencionalidad. Aznar le ha agradecido a Díaz "el gracejo", y al ver que la socialista le enfadaba, ha espetado: "Ella no es Andalucía, practica el martirologio cada vez que se habla de Andalucía".

La parte más política del caso de los ERE se juzga estos días en Sevilla. Aunque están siendo juzgados dos ex presidentes de la Junta y varios consejeros, el fraude de las ayudas a los parados no tiene relación con la financiación del partido. Sobre esto, Susana Díaz ha dicho: "Lo más cercano a financiación de partidos que hay en el caso de los ERE es el del abogado del PP en la causa, que cobraba 70.000 euros del consejo de administración de Canal Sur, pero no se preocupe que lo despidieron directamente". Luis García Navarro es el letrado del PP en el caso ERE. Cuando comenzó la causa era también secretario adjunto de ese consejo, a pesar de que su contrato exigía dedicación exclusiva.

El momento más tenso de la comparecencia ha llegado cuando Luis Aznar ha leído una parte del sumario de los ERE en la que se recoge que Susana Díaz llamó a la Consejería de Empleo "cuando se estaban destruyendo papeles". Susana Díaz le ha exigido que contextualizara esa afirmación, porque "hay un juicio oral abierto y no puede hacer esas afirmaciones en una Cámara como ésta". "Le veo tenso, muy agrio", respondió en varias ocasiones a las preguntas del senador del PP.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios