DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Consejo Audiovisual de Andalucía Más de la mitad de los menores andaluces están ‘enganchados’ a las redes sociales

  • La generación de hoy es la que más lee de toda la historia y la que peor sabe escribir

El 78% de los andaluces se preocupan por la seguridad móvil El 78% de los andaluces se preocupan por la seguridad móvil

El 78% de los andaluces se preocupan por la seguridad móvil / Europa Press

Hace unos días asistí a una conferencia de ‘Google España’ donde aseguraban que esta generación era la que más leía de toda la historia. Y no les falta razón.

La irrupción en nuestra vida de aparatos tecnológicos, empezando por el smartphone (teléfono inteligente) y terminando por las tablets u ordenadores, entre otros, ha provocado que estemos en constante lectura.

Que si un mensaje de WhatsApp, que si otro, que si un email, que si una notificación desde nuestro reloj emparejado con el móvil, vivimos saturados de informaciones/noticias… Es indudable que ahora se lee mucho más que antes, pero: ¿La misma calidad en la lectura? Obviamente no.

Se lee mucho, pero mal

Detrás de tantas palabras existe una enorme carencia en la escritura y ortografía. Algo bastante grave si tenemos en cuenta que buena parte de la educación a la hora de escribir se adquiere leyendo mucho. Pues bien, leemos mucho, claro, pero mal.

Menor de edad usando redes sociales a través de un Smartphone. Menor de edad usando redes sociales a través de un Smartphone.

Menor de edad usando redes sociales a través de un Smartphone.

Leemos más que en cualquier época pasada, pero pocos libros de calidad. Hoy, la mayoría de los menores no han leído nunca ni una sola página de Cervantes, Góngora o García Márquez, pero sí están hiperconectados a plataformas online donde los correctores de ortografía no funcionan bien o, simplemente, están para molestar.

¿Se imaginan si Facebook, Twitter, Instagram o WhatsApp obligase a escribir correctamente una palabra antes de que se pudiese enviar o publicar? La cosa cambiaría.

El crecimiento de las redes sociales continúa imparable

A la par de este asunto, el crecimiento de las redes sociales continúa siendo imparable y acopiando cada vez a más chicos/as jóvenes. Hace escasos días la voz de alarma ante este asunto la puso el presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía, Antonio Checa, al presentar los resultados del barómetro audiovisual de Andalucía 2019.

Dicho estudio confirma que más de la mitad (el 63,5%) de los andaluces menores de 18 años están conectados a las redes sociales de forma permanente, a todas horas. Sí, ha leído bien.

Menor de edad utilizando su primer móvil. Menor de edad utilizando su primer móvil.

Menor de edad utilizando su primer móvil.

Este es uno de los muchos datos que sobre los hábitos y opiniones de la población andaluza revela el nuevo Barómetro Audiovisual de Andalucía 2019 elaborado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), entre los que destaca también el incremento en 4 puntos de las personas que usan internet para informarse, que la televisión sea considerada el medio menos imparcial y plural o que la mitad de los andaluces estimen que el CAA debería regular los contenidos de juegos y apuestas en la red.

El presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía, Antonio Checa, ha subrayado que los resultados obtenidos de este estudio, ponen de manifiesto la necesidad de un mejor y más responsable uso de los medios de comunicación audiovisual por parte de los jóvenes.

El 44,5% de los menores andaluces comienzan a hacer uso de internet antes de los 8 años

Otras informaciones significativas son que el 44,5% de los menores comienzan a hacer uso de internet antes de los 8 años y que un 48,3% de los niños de menos de 13 años dedican a la red entre 1 y 2 horas al día.

Un 48,3% de los niños de menos de 13 años dedican a la red entre 1 y 2 horas al día

A estos últimos datos podemos añadir que la inmensa mayoría de padres no tienen adoptadas medidas de control parental y lo que es peor, un buen número desconoce cómo llevarlas a cabo. ¿Quizás falte una mayor información dirigida hacia los padres? ¿Charlas en colegios a través del AMPA? Ahí lo dejo. Una vez más.

La inmensa mayoría de padres no tienen adoptadas medidas de control parental

Dispositivos más usados

Los dispositivos más utilizados por la población andaluza menor de 18 años son los smartphones (37,7%) y las tabletas (32,3%), seguidos por la televisión (23,6%), la consola (12%) y los ordenadores portátiles (7%).

Las redes sociales más usadas por los jóvenes andaluces son Instagram, WhatsApp y Facebook

Asimismo, las redes sociales más usadas por estos jóvenes son Instagram (47,1%), WhatsApp (46,6%) y Facebook (14,4%); y sólo el 9,1 % emplea Youtube, el 6,1% Twitter y el 1,7% Spotify.

Internet también para estudiar

En pocas generaciones hemos pasado de usar la enciclopedia ‘Larousse’ o el diccionario ‘Inter Sopena’ a tener a nuestro servicio un ordenador conectado a internet sin límites.

El cambio, como avance, es maravilloso, al tener en cuestión de segundos la mayor de las enciclopedias, pero como calidad en el estudio sigue originando mucho debate.

El 38% de los jóvenes andaluces emplean Internet para estudiar y hacer tareas

El 38% de estos jóvenes emplean internet para estudiar y hacer tareas, mientras que el 33,3% lo hace para ver contenidos online a la carta y el 28,3% para chatear y jugar online.

Con menor peso porcentual se sitúan otros usos como el de compras online (3,2%) y la realización de apuestas (1,1%). Ojito con este último dato, que estamos hablando de menores.

Responsabilidad de la educación digital del menor

Ante estos resultados nos cabe preguntar: ¿Quién enseña al menor realmente a usar de forma adecuada el ordenador conectado a la red para estudiar o hacer deberes? ¿Los padres? ¿Los profesores? ¿Quién verdaderamente tiene las competencias? La ‘pelota’ sigue pasándose de un tejado a otro sin que exista aún un claro consenso.

Resulta igualmente significativo en el estudio que el 92,4% de las personas encuestadas atribuyan la responsabilidad de vigilancia y protección de los menores frente a los medios de comunicación audiovisual a los padres o tutores legales.

Esta opción ha ido ganando peso con el tiempo, aunque este año se produce un descenso de 2 puntos porcentuales sobre el 94,7% de 2018.

La mayor inquietud que genera el uso de Internet es la vulneración de la privacidad de datos en el entorno digital

La mayor inquietud que genera el uso de Internet es la vulneración de la privacidad de datos en el entorno digital, sobre lo que el 44,8% de las personas encuestadas dicen sentir preocupación.

Le siguen en orden de prevención los timos y fraudes (37%), el robo de datos personales y bancarios (30,5%) y, en menor medida, la preocupación por la suplantación de personalidad (12,1%) y por los ataques y daños al sistema y equipos (8,6%).

Aumenta el uso de internet para estar informados

El 94,4% de la población andaluza dice ver a diario la televisión y el 72,5% accede a Internet también habitualmente. Asimismo, el tiempo medio diario de consumo de televisión es de 2 horas y 27 minutos, mientras que el tiempo dedicado a Internet se sitúa en 3 horas y 14 minutos.

El Barómetro 2019 constata asimismo un notable aumento de 4 puntos respecto a 2018 en el número de personas que usan internet para informarse, hasta alcanzar al 87,4 % de la población.

En aquellos hogares con hijos se registra un mayor porcentaje de uso de Internet con fines informativos

En aquellos hogares con hijos se registra un mayor porcentaje de uso de Internet con fines informativos. Una de las plataformas más utilizadas para obtener información en internet son los diarios digitales (54,7%), aunque se ha producido una bajada de 13 puntos porcentuales en relación al estudio del año pasado.

Un 38,2% de los andaluces dice informarse a través de las redes sociales.

Por otro lado, un 38,2% de los andaluces dice informarse a través de las redes sociales.

La era de la desinformación

Informarse está muy bien, por supuesto, vivimos en la era donde las noticias nos llegan (a veces sin contrastar) desde muchos canales.

Pero mucho cuidado, también vivimos en la era de la desinformación: porque el exceso de información, a veces, es peor que la simple ignorancia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios