Salud

En busca de un modelo farmacéutico

  • Salud anunció que se adherirá al sistema de compra de medicamentos del resto de España

  • El Gobierno en funciones propondrá implantar una subasta similar a la abandonada por la Junta

Varias personas caminan por delante de una oficina de farmacia en Algeciras. Varias personas caminan por delante de una oficina de farmacia en Algeciras.

Varias personas caminan por delante de una oficina de farmacia en Algeciras. / Erasmo Fenoy

Andalucía busca un nuevo modelo farmacéutico. Consumada la decisión de acabar con el sistema de selección de medicamentos vigente desde 2012, las conocidas como subastas, la Consejería de Salud sigue dejando expirar los contratos con los que han ido suministrándose durante siete años las boticas mientras espera conocer la decisión que tome el Ministerio de Sanidad.
El Gobierno de Pedro Sánchez es favorable a atender las recomendaciones de la Airef, cuyo estudio sobre gasto farmacéutico ha sugerido, por eficiente, la extensión a todo el Sistema Nacional de Salud de un modelo de adquisición de fármacos basado en la subasta andaluza.
La hipotética formación de un Gobierno después de las elecciones de hoy probablemente acelere un acuerdo entre Sanidad y las comunidades autónomas para revisar el modelo farmacéutico, sobre todo si es Pedro Sánchez quien habita La Moncloa los próximos cuatro años.
En tanto que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, afirmó que Andalucía se sumaría al sistema de adquisición de fármacos que sigan las demás comunidades autónomas, podría darse la paradoja de que Andalucía se viera en la tesitura de retomar un modelo similar de subasta del que ha renegado. La decisión será tomada más pronto que tarde.

En 2020, fin de los contratos de las subastas

Entretanto, la Consejería de Salud sigue dejando caducar los contratos de las subastas sin renovarlos. El pasado 28 de septiembre expiró el segundo contrato después de hacerlo el primero en enero. Ya lo largo de 2020 se agotarán los otros tres contratos restantes: el 17 de julio termina el plazo de dos años del tercer contrato; el 23 de septiembre concluye el cuarto; y el 20 de diciembre, el quinto y último.
A partir de entonces, las oficinas de farmacia andaluzas no estarán sujetas a un modelo predeterminado y serán suministradas mediante la negociación con los proveedores privados casi botica por botica.

Gasto farmacéutico creciente

Estas mudanzas afectarán al gasto farmacéutico del Sistema Andaluz de Salud (SAS), en tanto existe un amplio muestrario de medicamentos públicamente financiados. Este apartado de gastos supone un quebradero de cabeza para las administraciones.
Después de años de reducción de los dispendios como consecuencia de los estragos de la galopante crisis, la factura pública farmacéutica no ha dejado de aumentar. Y los estudios señalan un alza sostenida. La Airef, en su informe de evaluación del gasto, prevé en Andalucía un incremento del 4% desde 2019 a 2022.
El Proyecto de Ley del Presupuesto andaluz de 2020 prevé un crecimiento del gasto farmacéutico en comparación con el ejercicio anterior. Si en 2019, el gasto público en medicamentos supuso un 30,56% del gasto del SAS, en 2020, atendiendo a la previsión de la Consejería, será del 30,79%, acercándose paulatinamente al tercio del total.
El incremento del consumo de recursos económicos públicos para medicamentos corresponde sin embargo al gasto hospitalario, que pasa en un año del 10,52% al 10,76% del total del apartado de gastos del SAS. Las razones de esta alza, según indicó en octubre el consejero de Salud en el Parlamento andaluz, “el boom” de los medicamentos bioinmunológicos, biológicos y otros medicamentos de precisión.  

En cuanto a la previsión del peso del gasto farmacéutico mediante recetas, la Consejería predice una leve diminución de 0,01% entre 2019 y 2020: del 20,04% al 20,03%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios