Muerte de Julen | Reconocimiento a la Guardia Civil "El estrés de la solidaridad nos ha hecho trabajar rozando la perfección"

  • El director de la Guardia Civil asegura que "recordaremos durante mucho tiempo" los 13 días de trabajo en el rescate de Totalán

En primer plano, Nicolás Rando, el agente del GREIM que sacó a Julen del pozo. En primer plano, Nicolás Rando, el agente del GREIM que sacó a Julen del pozo.

En primer plano, Nicolás Rando, el agente del GREIM que sacó a Julen del pozo. / Javier Albiñana

Desde la primera llamada del 112 del domingo 13 de enero hasta el último trozo de montaña picada a 72 metros de profundidad, la Guardia Civil ha estado presente en la operativa para rescatar a Julen, el niño de dos años que falleció tras caer a un pozo en el Cerro de la Corona de Totalán. Los primeros en llegar, y los últimos en marcharse. Esta labor, ejercida con una fuerza inagotable y que aún no ha concluido -la investigación continúa, bajo secreto de sumario- ha recibido este lunes un reconocimiento por parte del director del Instituto Armado, Félix Azón.

El director del Instituto Armado se ha desplazado a Málaga capital para "reconocer el esfuerzo" que han realizado los integrantes del dispositivo de rescate, elogiando el "magnífico trabajo de coordinación" de la Comandancia de Málaga de un operativo "tan complejo".

"Con el dolor propio del sentimiento por lo que ha terminado sucediendo, daros las gracias a todas las personas tras 13 días tratando de salvar a Julen", ha dicho, destacando el trabajo de los cientos de guardias civiles quienes en "perfecta coordinación" con otras instituciones han participado en este operativo. Pese al trágico desenlace, "la vida es como es, y estoy seguro de que estos 13 días de trabajo los recordaremos mucho tiempo".

Foto de familia con todos los agentes de la Guardia Civil que han participado en el rescate de Julen. Foto de familia con todos los agentes de la Guardia Civil que han participado en el rescate de Julen.

Foto de familia con todos los agentes de la Guardia Civil que han participado en el rescate de Julen. / Javier Albiñana

Agentes de Tráfico, seguridad ciudadana, actividades subacuáticas, Servicio de Proteción de la Naturaleza, intervención en montaña, policía judicial... Todos los guardias civiles, expresa Azón, "tenemos la íntima satisfacción del deber cumplido", que se extiende no solo a la Benemérita sino a cualquier implicado en el rescate de Julen: bomberos del Consorcio y de Málaga capital, trabajadores del 112, psicólogos, Salvamento Minero, ingenieros y técnicos de obra civil, geólogos, Protección Civil, vecinos y voluntarios de Totalán y otros municipios. Un entramado de personas que suponen un ejemplo de ingeniería humanitaria. "El estrés de la solidaridad nos ha hecho trabajar rozando a la perfección, dando lo mejor que somos capaces", ha resumido el director.

Por último, Azón ha trasladado su pésame a los padres del menor. "Les acompañamos en el dolor, nadie tiene palabras, perder un hijo es tremendo". Julen es, ahora, un verdadero símbolo de esa solidaridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios