Andalucía

Más de 2.000 personas apoyan a Ruth Ortiz y exigen justicia en Córdoba

  • La madre de los niños dice que los gestos de apoyo la "mantienen en pie"

Al grito de "justicia" y pidiendo "que no se apague la luz", alrededor de 2.500 personas -según fuentes de la Policía Local- se echaron ayer por la tarde a la calle en Córdoba para recordar a los pequeños Ruth y José cuando se cumplen 11 meses de su desaparición. La plataforma ciudadana nacida para apoyar a la madre de los pequeños, Ruth Ortiz, convocó la marcha, que terminó en la iglesia de los Padres Trinitarios donde celebró una misa en memoria de los dos hermanos.

Al acto acudieron cientos de ciudadanos anónimos que desde que los niños desaparecieron en octubre del año pasado no han parado de respaldar a la progenitora. También asistió, en representación de Ruth, su tía materna, Rafaela Ramos, quien guardó silencio y dejó que el portavoz del colectivo ciudadano, Antonio Santiago, leyera una nota de agradecimiento escrita por la madre. "Estos gestos de apoyo y cariño llegan hasta mí y me mantienen en pie", se expresó la madre desde la distancia. "En aquellos momentos en que me venga abajo y cuando parezca que la vida se acaba para mí, pensaré en todos vosotros, en todos los que me apoyan. Me acordaré de que no estoy sola y volveré a ponerme en pie una y otra vez, y todas las veces necesarias hasta que se haga Justicia por Ruth y José", aseguró. Desde Huelva, Ruth Ortiz expresó su agradecimiento a quienes le envían "energía positiva". "Mis pequeños, desde donde están, también os lo agradecerán. Como dijo alguien alguna vez, cuando mires atrás en la vida y hagas recuento de tus bendiciones, no será importante el dinero que hayas acumulado ni la posición que hayas alcanzado, lo más importante serán las cosas que has hecho por los demás", reivindicó Ortiz.

El mensaje de la madre, que no ha salido de Huelva desde que trascendió hace dos semanas que los huesos hallados en una hoguera en la finca de Las Quemadillas pertenecen a dos niños, fue contestado al grito unánime de "¡Justicia!". Pese a ser un día festivo, más de un millar de personas se sumaron a la manifestación desde todos los puntos de la ciudad. Durante la marcha se escucharon numerosos gritos contra Bretón y contra sus familiares, a quienes la multitud acusó de cómplices. También se recogieron firmas para solicitar una reforma del Código Penal que permita la cadena perpetua para crímenes especialmente graves y cuando las víctimas sean menores de edad.

En el acto estuvo María del Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, la joven de 22 años con una discapacidad intelectual que fue cruelmente asesinada por varios jóvenes de entre 14 y 19 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios