Políticas sociales Una dependencia a la castellana

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, reunida ayer con el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos. La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, reunida ayer con el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos.

La consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, reunida ayer con el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos. / EP

Los responsables de la Consejería de Igualdad han visitado a sus homólogos de Castilla y León para tomar nota de la gestión de las políticas sociales en la comunidad autónoma castellana, que presume de ser el sistema "más eficiente de España". A diferencia de Andalucía, donde las listas de espera bordean los dos años, en Castilla y León apenas hay listas de espera.

La viceconsejera andaluza de Igualdad, María Carmen Cardosa, se ha reunido durante dos jornadas con los responsables de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León para estudiar el modelo de servicios sociales y conocer el sistema de dependencia.

Castilla y León tiene entre sus estrategias la cooperación entre las administraciones locales y la autonómica y de éstas con los organismos del Tercer Sector. En esa línea, la Consejería andaluza, empeñada en exigir al Gobierno central un Pacto de Estado por la Dependencia, ya se ha reunido con el Tercer Sector y este martes lo hizo con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), entidades a las que pretende congregar en su reivindicación dirigida al Ejecutivo central para que cofinancie al 50% las políticas de dependencia, tal como establece la ley de 2006 y que, hasta la fecha, nunca se ha cumplido. El desequilibrio actual entre las dos administraciones es notable: Andalucía dedica el 82% en la materia.

Ruiz defendió en su reunión con el presidente de la FAMP, Fernando Rodríguez Villalobos, conceder más protagonismo a las entidades locales en su propuesta de Pacto de Estado por la Dependencia, según informó en una nota de prensa la Junta de Andalucía, recogido por Efe, que destinó a los municipios andaluces 521 millones de euros por prestaciones para la dependencia y 10,2 millones más para el refuerzo de personal en los servicios sociales.

Las similitudes entre Andalucía y Castilla y León no se limitan a la dimensión del territorio o a la fuerza municipal: el vicepresidente de la Junta castellanoleonesa, Francisco Igea, es representante político de Ciudadanos, igual que la consejera andaluza de Igualdad, Rocío Ruiz. Pero hasta ahí las semejanzas. Las listas de espera en Castilla y León se sitúa ahora en tres meses...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios