Andalucía

Un "revés humano" en su carrera hacia el cuarto mandato

  • Torres Hurtado estaba ya enfrascado en el camino hacia las próximas municipales

José Torres Hurtado ha difundido siempre su buena salud y su fortaleza. Como él mismo decía a este periódico en una entrevista el año pasado: "No os olvidéis de que yo soy de campo. Lo único que he hecho en la vida ha sido trabajar", forma en la que justificaba su agilidad y vitalidad. Sólo se conoce que sufre vértigos y que tiene hipertensión. Nada que le impidiera, como él mismo decía en los últimos tiempos, querer continuar como alcalde "hasta 2031". La última vez que lo volvió a repetir fue el pasado 28 de mayo.

Tras el infarto, ahora será el tiempo, él mismo y el partido quienes lo decidan, aunque ya ayer el presidente del PP, Sebastián Pérez, dijo que es un "revés humano y no político" que no va a afectar a su carrera.

Este problema de salud se presenta en un momento crucial en su vida política, justo cuando se inicia la carrera hacia las municipales de 2015 y la posibilidad de cumplir un cuarto mandato. Él siempre ha dicho que está a disposición del partido, con ganas y ánimo para continuar "trabajando por los granadinos" desde la Plaza del Carmen. De hecho, en las entrevistas siempre ha reconocido que lo más importante es el cariño y el calor que los granadinos le han demostrado. También está muy unido con su equipo de Gobierno traspasando al terreno de la amistad su relación con la mayoría de sus concejales.

Torres Hurtado, natural de Píñar y de 67 años, lleva 11 años como alcalde de Granada. Entró en el Ayuntamiento en 2003 tras el periodo de mandato del tripartito (PSOE, IU y PA). En 2007 volvió a conseguir la mayoría y en 2011 arrasó dando al PP el mejor resultado de su historia en unas municipales en la capital. Tres victorias con mayoría absoluta. Su pasión por la política le hacía trabajar y soñar ya con una nueva legislatura tras las elecciones municipales de 2015.

Este problema de salud llega justo después de una etapa intensa en sus funciones y cargada de buenas y malas noticias. Hace unas semanas pudo presentar uno de sus grandes proyectos y satisfacciones, las nuevas líneas de autobús de alta capacidad (LAC). La semana pasada estaba exultante con otro asunto importante para su mandato, la sentencia de la Audiencia Provincial que liberaba de todos los cargos a los miembros de su equipo implicados en el caso del Palacio de Hielo. Su última aparición pública fue el viernes 6 de junio en un acto en el Carmen de los Mártires con motivo del Spain Convention Bureau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios