El segundo juicio de los ERE por las ayudas a Acyco

El ex viceconsejero de Empleo niega cualquier relación o contacto con las ayudas de Acyco

  • El ex consejero de Empleo Antonio Fernández se acoge a su derecho a no declarar, como anunció su defensa.

Agustín Barberá Agustín Barberá

Agustín Barberá / EFE

El ex viceconsejero de Empleo de la Junta Agustín Barberá ha negado este martes cualquier relación o contacto con la tramitación del expediente de las ayudas que, por importe de 2,9 millones de euros, recibió la empresa Aceitunas y Conservas (Acyco).

En la quinta sesión de este segundo juicio de los ERE, el ex viceconsejero ha rechazado que el ex director de Trabajo y Seguridad Social Javier Guerrero facilitara información concreta sobre las ayudas que se estaban tramitando en los consejos de dirección que se celebran periódicamente y a los que asistían también el propio viceconsejero y el consejero de Empleo. "Los consejos de dirección eran para coordinar las políticas en un amplio sentido, ya que las reuniones serían interminables si cada uno directa cuenta de las ayudas que llevaba, eran reuniones muy generales" para fijar los objetivos, ha insistido Barberá.

El ex alto cargo ha sido rotundo al sostener que "ninguna información, contacto o reunión" tuvo relacionada con las ayudas a Acyco, y ha añadido que la dirección general era el "órgano gestor y no tenía ninguna advertencia o supervisión de sus superiores".

Su defensa ha interrogado a Barberá, que se enfrenta a una petición de la Fiscalía Anticorrupción de 12 años de cárcel, sobre si tuvo conocimiento de una orden de pago realizada en septiembre de 2010 de las ayudas a Acyco, a lo que el ex viceconsejero ha respondido recordando que cesó en el cargo en marzo de 2010, por lo que era imposible, salvo que se le "conceda la virtud del Cid Campeador de reinar después de muerto", ha ironizado.

Con anterioridad a la declaración de Barberá, la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla ha llamado a declarar al ex consejero de Empleo Antonio Fernández, quien como ya anunció su defensa en un escrito presentado ante el tribunal se ha acogido a su derecho constitucional a no declarar, después de que la Sala haya rechazado su exclusión del procedimiento, tal y como había acordado otro tribunal de la misma Audiencia.

Al inicio de esta quinta sesión del juicio ha concluido la declaración del ex director de personal de Acyco, Gabriel Barrero Raya, quien ha insistido en que el procedimiento para la gestión de las ayudas "lo marcó" la propia Junta de Andalucía y la empresa aceitunera "hizo lo que la Junta le dijo que tenía que hacer", siguiendo las pautas marcadas por la Administración andaluza.

Al inicio de la vista oral, el fiscal delegado de Anticorrupción Juan Enrique Egocheaga ha solicitado al tribunal que se diera lectura a parte de la declaración efectuada por el ex director de Trabajo Javier Guerrero ante la juez Mercedes Alaya en marzo de 2012, en concreto, las relacionadas con las ayudas de Acyco, y en las que afirmó, entre otras cuestiones, que en los consejos de dirección aportaba los datos esenciales de la partida 31L, como los importes de las ayudas y los colectivos de trabajadores afectados.

Lo mismo ha ocurrido con las declaraciones del ex consejero de Empleo Antonio Fernández en la fase de instrucción, a pesar de que su defensa ha mostrado su protesta porque el ex alto cargo se ha acogido a su derecho a no declarar y además esas declaraciones no han sido ratificadas en juicio, pero el tribunal ha admitido la lectura de las mismas sin perjuicio de la valoración que en su momento se haga, ha precisado el magistrado Ángel Márquez, presidente de la Sección Tercera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios