Yihadista detenido en Sevilla El hijo del imán de la mezquita de Su Eminencia preparaba un atentado en Sevilla

  • Zouhair El Bouhdidi, de 23 años y estudiante de la Universidad de Sevilla, ha sido detenido en Marruecos

  • La Policía Nacional ha registrado la casa familiar de la calle Ortega y Gasset y ha intervenido equipos informáticos y documentación

Zouhair El Bouhdidi, con la Policía de fondo. Zouhair El Bouhdidi, con la Policía de fondo.

Zouhair El Bouhdidi, con la Policía de fondo. / M. G. / Antonio Pizarro

Comentarios 33

En el número 88 de la calle Ortega y Gasset, en el barrio de Su Eminencia, se está llevando a cabo un registro de la Policía Nacional, aunque no lo parece. Un agente de paisano, con una camiseta negra y unos pantalones holgados, permanece apostado cerca de la vivienda y sólo se identifica cuando advierte que se acerca un grupo de periodistas. La única señal de que hay una operación policial en marcha es un furgón de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) aparcado a unos trescientos metros de la casa, al final de la calle.

A ningún vecino le ha llamado la atención el furgón y los policías. Al fin y al cabo el barrio tiene algunas calles conflictivas en las que se vende droga y en las que es habitual que haya redadas para desmantelar algún punta de venta de estupefacientes. A uno de ellos le escama que el vehículo esté dando vueltas desde por la mañana, pero poco más. Ni siquiera lo comenta. Cuando a mediodía recibe en su teléfono móvil una notificación con una noticia sobre la detención de un yihadista empieza a atar cabos: "No será esto lo del yihadista, ¿no?", pregunta al grupo de periodistas, que va creciendo poco a poco.

Enseguida se corre la voz. Se termina la discreción. El furgón de la UPR corta la calle y llega otro patrullero que la cierra por el lado contrario. Los policías que estaban llevando a cabo el registro se colocan unos chalecos y unos pasamontañas para que nadie pueda fotografiar sus rostros. Y cortan el tráfico, mientras los vecinos se acercan a intentar ver algo y empiezan a preguntarse quién es el detenido.

"Yo sospecho de uno con barbas y con túnica, que pasa todos los días por aquí a las siete de la mañana, camino de la mezquita", dice una mujer con una bebé en brazos, que ha salido a la calle en cuanto se ha enterado de que el sospechoso de planear un atentado en Sevilla vive en su barrio. "Ese me da miedo. Luego hay otros muy educados, que incluso le hacen carantoñas a la niña", añade la mujer.

El detenido es Zouhair El Bouhdidi, de 23 años. Es el hijo de Abderrahim, el imán de la mezquita del barrio, ubicada en la misma calle Ortega y Gasset. "Así por el nombre es difícil, quizás si viera una foto podría saber quién es", dice un joven marroquí que reside en Su Eminencia desde hace unos meses y que acude a rezar al templo que dirige el padre del sospechoso.

Dos policías nacionales, en la calle Ortega y Gasset. Dos policías nacionales, en la calle Ortega y Gasset.

Dos policías nacionales, en la calle Ortega y Gasset. / Antonio Pizarro

Otro vecino asegura que trataba al detenido en un locutorio en el que recargaba habitualmente las tarjetas del teléfono móvil, pero que apenas se relacionaba con nadie. "Es un tipo raro, que no habla con nadie", asegura este hombre. Podría tratarse de una persona que se ha radicalizado recientemente, que ha compartido numerosos vídeos yihadistas en Facebook y otras redes sociales. 

Zouhair El Bouhdidi nació en Marruecos en 1996, pero ha vivido gran parte de su vida en Sevilla, siempre en la zona de Su Eminencia. Reside en el 88 de Ortega y Gasset con sus padres y sus tres hermanos. El padre es el imán de la mezquita. Un musulmán que reza en el templo aclara que no es un hombre con formación religiosa, aunque dirige la oración. "Es quien abre y cierra la mezquita y dirige la oración, pero un imán, en el sentido de profesor, no es". Sobre el niño, dice que es un buen chaval, que juega al fútbol en un equipo del barrio y que se relaciona con chicas. "Nada hace indicar que se haya radicalizado".

La madre del detenido, Aicha, se dedica a cuidar a personas mayores. Uno de sus hijos trabaja en Mercasevilla y otra es peluquera. Zouhair estudia en la Universidad de Sevilla. Algunas fuentes apuntaron que cursaba estudios en Filología Árabe. En enero de 2018 se apuntó a un curso de voluntario de la Universidad de Sevilla. En concreto, era un curso para acompañar a personas mayores en riesgo de aislamiento social. 

Tras el registro, la madre del arrestado salió de su casa y atendió a algunos periodistas, a los que en un principio cerró la puerta. Dijo que su hijo no es ningún yihadista y pidió a los medios de comunicación que digan la verdad. El mismo discurso de dos mujeres musulmanas que se acercaron al corro de periodistas una vez que se marchó la Policía.

El número 88 de la calle Ortega y Gasset, custodiado por la Policía. El número 88 de la calle Ortega y Gasset, custodiado por la Policía.

El número 88 de la calle Ortega y Gasset, custodiado por la Policía. / Antonio Pizarro

Muy alteradas, explicaban que había un error, que Zouhair no era ningún terrorista y que había ido a Marruecos para visitar a su abuela, que había sufrido un infarto. Decían también que el detenido tiene la nacionalidad española. "Infórmense bien, porque esto nos hace mucho daño a nosotros, los musulmanes. Si es un terrorista, yo soy la primera en ir a por él, pero este chico no lo es". Ambas mujeres aseguraron que la madre del detenido también estaba en Marruecos, y sin embargo salió de la casa poco después.

Sobre las seis de la tarde, unas cuatro horas después de haber comenzado, la Policía concluyó el registro de la vivienda. Los agentes de la Brigada Central de Información, llegados especialmente de Madrid para esta operación, sacaron de la casa equipos informáticos y documentación. No encontraron armas ni explosivos.

Del análisis de la documentación intervenida puede que salgan nuevas detenciones y registros domiciliarios en Sevilla. La detención del presunto yihadista en plena Semana Santa provocó que ayer se celebrara un gabinete de crisis en la Jefatura Superior de Policía, en la que se analizó el grado de amenaza existente para la ciudad en su fiesta mayor.

En las últimas semanas, son varios los vídeos de amenaza contra la Semana Santa que han circulado por los chats y foros de internet que consultan muchos jóvenes musulmanes. Hace algún tiempo se difundió a través del canal Muntasir de Telegram un vídeo con amenazas de atentados en España durante la Semana Santa, con imágenes de procesiones de Sevilla y Ronda. En el vídeo, que tiene una duración de poco más de un minuto, aparece una voz en en español al final que se corresponde con la de Yassin Ahram Pérez, un hispano-marroquí, más conocido como el hijo de la Tomasa.

Según el comunicado oficial que emitió el Ministerio del Interior, la operación en la que ha sido arrestado Zouhair El Bouhdidi fue desarrollada entre la Policía Nacional y los servicios de información españoles y marroquíes, y la dirige el Juzgado Central de Instrucción número 4 y la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Interior confirma que el yihadista tenía previsto atentar en Sevilla.

Interior no detalla si pretendía hacerlo esta Semana Santa o en los próximos días, antes de las elecciones generales. Tampoco explica la forma en la que el presunto terrorista tenía previsto atentar en la capital andaluza, ni de si tenía relación con alguna célula yihadista en Sevilla o en otros puntos de Andalucía. 

El Ministerio del Interior acordó la pasada semana el reforzamiento de los dispositivos de seguridad y de las capacidades de información, de control y de seguimiento antiterrorista por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado. El Viernes de Dolores saltaron las alarmas cuando fue sustraído un furgón de reparto de Coca-Cola en Santa María la Blanca, que se llegó a pensar que podía prepararse para un atentado como el de Niza o el de Barcelona. El vehículo apareció al día siguiente en la Macarena. El nivel de alerta antiterrorista sigue siendo el 4 reforzado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios