2012 Elecciones Andaluzas

Cayo Lara teme que la prisión para Guerrero sea el "tema estrella"

  • Aprueba la decisión de la juez pero espera que no "empañe" la campaña · Valderas, sobre Arenas: "No tiene argumentos"

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, presente ayer en Almería junto a Diego Valderas, aprobó y justificó el ingreso en prisión de Francisco Javier Guerrero, quien fuera director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta: "Esto se veía venir. Es un asunto que cada vez apunta más alto en la corrupción de los ERE. Espero que sirva como aviso a navegantes y se extienda por el conjunto de la geografía nacional para todos aquellos que hayan metido la mano en la caja de los recursos públicos". Lara, en este sentido, elevó una crítica retrospectiva: "No se debería haber consentido por el conjunto del sistema judicial español, pero estas elecciones representan mucho más que este caso y vamos a luchar por lanzar nuestras iniciativas, que éstas ni van contra el pueblo y están libres de cualquier objetivo de corrupción".

Diego Valderas, aspirante a la Presidencia de la Junta, volvió a comprometerse con la agricultura almeriense "a pesar del acuerdo UE-Marruecos" y prometió, si el electorado lo permite, "mandar obedeciendo al pueblo". No dejó escapar la ocasión para referirse a Javier Arenas, candidato del PP a la Presidencia de la Junta, y sus "dudas" con respecto al debate del próximo lunes: "Arenas no quiere debatir el próximo lunes porque no tiene argumentos para hacerlo. ¿Qué va a decir si su partido está dejando 5.000 parados diarios desde el 1 de enero y lo que hizo fue prometer empleo? ¿Y qué dirá Griñán? ¿Qué hará mañana lo que no hizo ayer?". Asimismo, hizo referencia al escándalo de los ERE y sus repercusiones judiciales: "Corrupción cero, despilfarro cero, amiguismo cero, enchufismo cero, Arenas cero y Griñán cero", y apostó por "abrir un nuevo tiempo político en el que hay que prescindir de dos fuerzas políticas que están manchadas por la corrupción".

Valderas, en un arrebato de indivisión, animó a los almerienses a creer en sí mismos como una parte imprescindible del conjunto de la comunidad: "Almería es un corazón más de Andalucía y aquí estamos para hacérselo saber. Han dicho que no estamos en Almería, pero estamos dando la cara, como ya estuvimos en el Parlamento Europeo votando en contra del acuerdo UE-Marruecos que tanto perjudica a Almería. Tenemos que hacer lo posible para que Andalucía se cohesione con los mismos niveles de derecho". Discurso que redondeó con una petición: "No me sentiría satisfecho si Almería no queda representado en el Parlamento por Izquierda Unida". En 2008, junto a Jaén, no lo consiguió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios