Córdoba

Díaz llama a la participación para ganar en Córdoba

  • La candidata socialista está convencida de que las políticas "crueles e insensibles" de Rajoy le han puesto la victoria en bandeja.

Susana Díaz volvió a sentir ayer en Córdoba esa "marea de ilusión ciudadana, calor y cariño" que lleva toda la campaña transmitiéndole que "el PSOE va a ganar las elecciones autonómicas, no sólo en la provincia Córdoba, sino en todas las de Andalucía". Pero, la candidata socialista a la Presidencia de la Junta sabe que no sólo con "cariño ciudadano, calor e ilusión" se ganan unos comicios, por lo que aprovechó su visita para animar a los cordobeses a ir en masa a las urnas. "Cuanto más participación, mejor", dijo, para añadir una especie de lapidario personal: "el ciudadano tiene que ser consciente de que el voto le puede cambiar su vida, la de su familia, la de su barrio, la de su pueblo. Y a mí me gustaría que con ilusión, con esperanza y con ganas la gente fuera a votar el próximo domingo".

En Córdoba, está convencida de que será una realidad el objetivo que se ha marcado su partido de recuperar el triunfo consiguiendo dejar al PP a miles de votos de distancia, lo normal hasta que en la última cita electoral las urnas le dieron la vuelta a esa tortilla y los populares vencieran a los socialistas por 3.453 votos. En las elecciones de 2008, sin ir más lejos, Chaves ganó a Arenas por 40.155.

Ese convencimiento de la victoria lo refuerza apelando a que las políticas de Mariano Rajoy le están poniendo la victoria en bandeja al PSOE. "El otro modelo que se le ofrece a los andaluces es el modelo de una política cruel, insensible y que ha hecho mucho daño y provocado mucho sufrimiento y desigualdad en la gente", dijo. Frente a esta versión propia de lo que está causando en la ciudadanía el Gobierno popular, ella quiere convertirse en adalid de la recuperación en Andalucía. "Quiero que todos los andaluces sientan la recuperación de verdad, que llegue a quienes han perdido tantas cosas, vivienda, empleo, calidad de vida. Las clases medias están empobrecidas y yo quiero que esa recuperación sea justa y la sientan la inmensa mayoría de las familias. Confío en que los andaluces van a votar por la estabilidad, por un gobierno fuerte que le de a Andalucía lo que necesita, que es crecer por encima de la media de España y con la seguridad en las personas", sentenció. "Le pido a los andaluces que piensen en la fuerza de su voto y en las posibilidades que da de abrir un tiempo nuevo, una Andalucía mejor para todos. En ese voto van nuestras escuelas públicas, nuestra universidad pública, nuestra sanidad, nuestra atención a los dependientes y los mejores años para esta tierra; ese voto va a servir para que Andalucía crezca por encima de la media de España sin dejar a nadie en el camino", insistió una vez más.

O sea, toda una declaración de intenciones con recado añadido para Rajoy, del que dijo que afronta las andaluzas como una "primera vuelta de lo que después le espera; el presidente del Gobierno no tendrá buena conciencia cuando lo vive así, yo la estoy viviendo pensando sólo en Andalucía", resalto impregnando ese recado con letra pequeña postelectoral, rompiendo una lanza a favor de la credibilidad de las campañas electorales: "Como estoy convencida de que voy a tener la mayoría que deseo, he dicho en esta campaña lo que voy a hacer, porque me lo van a poder reivindicar después los ciudadanos. No es serio que el presidente del Gobierno juegue con temas tan duros como el empleo como si esto fuera una subasta; por eso, a partir del día siguiente a la victoria le voy a recordar a él y a toda su romería de ministros lo que han ido prometiendo todos estos días a los andaluces".

Entre la nube de periodistas que la recibió a su llegada hubo tiempo para hablar de gestión. Al ser preguntada por un informe de la Inspección de Trabajo que "constata" que las políticas de formación en Andalucía no han servido para generar empleo estable, insistió en que "el mercado ha cambiado, y la oferta que se preste tiene que ser para que quien la reciba encuentre un empleo, ese es mi objetivo y eso es a lo que me voy a dedicar"; o lo que es lo mismo, defendió un nuevo modelo que responda a la demanda del mercado y no a la oferta tradicional.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios