Andaluzas 22M

Se acabó el primer asalto

  • Los partidos renuncian a los grandes actos en el cierre de la campaña por el 22-M El electorado tiene ahora la última palabra

La primera campaña electoral del año llegó a su fin. A las autonómicas sólo le quedan el empujón final, la votación de mañana ante las urnas. Atrás quedan las numerosas visitas de líderes nacionales para arropar a los candidatos de unas y otras siglas. Todas las formaciones aprovecharon la última jornada para lanzar el último mensaje a la ciudadanía y hacer balance de los quince días cargados de mítines, debates, propuestas y contacto a pie de calle.

Iniciativas de todo tipo pusieron en marcha ayer los partidos. Por ejemplo, los integrantes de la candidatura del PP publicaron en la red social Twitter pequeños vídeos con algunos de "los más flagrantes incumplimientos del PSOE" con el hastag '#GranadaGana'. Los 'populares' situaron sus recetas como las únicas garantes de la creación de empleo y la reactivación de viejos proyectos paralizados por los sucesivos gobiernos socialistas.

En ese sentido, el máximo responsable del PP granadino, Sebastián Pérez, aseguró que "recogeremos centenares de miles de votos para hacer posible el cambio, tras hacer una campaña de ilusión y esperanza".

En alusión al principal enemigo, el PSOE, el también presidente de la Diputación apuntó que "representa políticas mortecinas del pasado que desembocan en el retroceso", señaló Pérez, que aseguró, como ha hecho a lo largo de toda la campaña, que "la única opción útil y viable que ofrece garantías y seguridad es el Partido Popular y por ello pido el voto para que Juanma Moreno sea el primer presidente de la Junta de Andalucía de centro derecha".

El cabeza de lista, Carlos Rojas, criticó que el PSOE "haya asfixiado a los granadinos mediante el cobro de impuestos y sin embargo no haya hecho realidad ningún proyecto comprometido desde hace décadas en algunos casos". Como contrapunto, el que ha sido portavoz del PP durante esta última legislatura en el Parlamento andaluz, resaltó que "la única formación política que apuesta decididamente por la provincia es el PP". Para ilustrar esa afirmación, recurrió al espaldarazo del Gobierno central a dos infraestructuras "con las que soñábamos todos", como son la autovía del Mediterráneo y el AVE.

Por su parte, los socialistas eligieron la Alhambra con el barrio del Albaicín de fondo para pedir el voto. La número uno del PSOE por Granada, Teresa Jiménez, defendió la posición de su partido para "avanzar hacia un futuro de progreso sin perder derechos y sin renunciar a los logros alcanzados en estos años de democracia".

La también secretaria general de la mencionada agrupación provincial destacó lo que ha sido bajo su punto de vista una "intensa y gratificante" campaña centrada "en la gente y en propuestas, destinada a escuchar a las personas y a proporcionarles toda la información para que decidan entre políticas para la recuperación económica y del empleo sin desmantelar nuestro estado de bienestar, frente a otras que significan una vuelta a un pasado que creíamos superado".

En su opinión, se ha palpado el calor de la ciudadanía en el marco de una contienda "limpia, propositiva, austera y pegada a la gente", indicó Jiménez quien también insistió en que en el 22-M "está en juego un modelo de convivencia, igualdad y progreso que el PP ha roto". Uno de los principales argumentos del PSOE han sido las políticas sociales, "base de la igualdad de oportunidades". La líder socialista recordó que ese es un objetivo "irrenunciable para nosotros, es lo que nos ha permitido a todos los andaluces progresar y avanzar".

Izquierda Unida centró la recta final de la campaña en la lucha contra la corrupción. Los aspirantes locales se comprometieron ayer por escrito, y ante notario, a dejar de inmediato su acta de diputado y ponerla a disposición de la organización en el caso de ser imputados. En concreto, los firmantes fueron los cinco primeros nombres de la lista. Frente a los partidos que se dedican a cambiar el término de imputados por investigados "para poder seguir llevando imputados en sus listas, en IU respondemos de manera tajante contra la corrupción", declaró la número uno, María del Carmen Pérez, que añadió que "la corrupción no se combate únicamente con la publicación de la renta y los bienes en la web del Parlamento y con declaraciones de buenas intenciones, sino con el ejemplo y con hechos".

Pérez propone que a partir del 23 de marzo se cree una comisión de investigación permanente en el Parlamento de Andalucía "sin posibilidad de veto por parte de los partidos" que estudie tanto los casos en los fraudes de formación como las ramificaciones de la Gürtel en Andalucía. Además, IU reclamó una reforma de la cámara de cuentas para que se fiscalice "de forma transparente" el gasto de dinero público. En este punto, la formación de izquierdas volvió a criticar la actuación de PSOE y PP, "que blindaron la cámara de cuentas con sus miembros al día siguiente de la expulsión de IU del gobierno".

Por otro lado, UPyD se trasladó a la plaza Einstein de la capital para poner el broche final al periodo dedicado para convencer al electorado. Paloma Medina, candidata granadina de UPyD a las elecciones autonómicas, valoró de forma muy positiva la campaña que calificó de "ilusionante". Un tiempo durante el que la formación magenta ha estado "a pie de calle, como nos caracteriza , en el último rincón de la provincia".

En lo referente a lo que plantean los sondeos publicados hasta la fecha, Medina descartó que UPyD se quede fuera del hemiciclo regional. "Las encuestas se van a equivocar", predijo la cabeza de lista que vislumbró la apertura de "un nuevo periodo que será de cambio, de hacer las cosas de otra manera".

En el apartado de formaciones emergentes, Podemos optó por abordar asuntos relacionados con la vivienda. En la zona Norte de la capital, la número dos por Granada, Carmen Lizárraga, en una visita con el consejero estatal, Rafa Mayoral, reivindicó un plan de rescate habitacional para garantizar un "derecho fundamental". El secretario general en la capital, Alberto Matarán, participó en el mitin de cierre celebrado en un establecimiento de ocio del barrio del Realejo donde se dirigió a militantes y simpatizantes.

La plaza de Mariana Pineda fue el escenario elegido por Ciudadanos. El candidato José Antonio Funes estuvo arropado por el resto de integrantes de la lista 'naranja'. Desde que arrancó la carrera hacia las urnas, la formación liderada por Albert Rivera a nivel nacional ha vendido una gestión "diferente" a la impulsada desde hace 32 años por los sucesivos gobiernos del PSOE. Incluso en la misma línea que el PP, han llegado a reclamar que la gestión de 'baluartes' de la economía local como la Alhambra tenga más control desde el ámbito local. Funes llamó a la participación para "convertir las quejas en propuestas".

El profesional de la educación consideró que Ciudadanos representa el cambio "sensato" frente a los que "se han dedicado a prometer lo que no han hecho desde el Gobierno central o autonómico". En contra de lo que proponen otras siglas, Funes abogó por la "evolución sin la revolución".

Estas dos últimas formaciones, Podemos y Ciudadanos, podrían dar la sorpresa en la provincia. Al menos, los sondeos le otorgan representación en la Cámara andaluza en detrimento de Izquierda Unida. Pero todo son especulaciones. La verdadera tendencia se conocerá a última hora de la jornada electoral.

Desde el Partido Andalucista (PA), la joven aspirante Rocío Vázquez acompañada del candidato a la Alcaldía de Granada, Domingo Funes, cerró por la mañana en el mismo espacio que Ciudadanos la campaña con una suelta de libros para fomentar la lectura. "La cultura es la que nos hace libres y lo que más miedo da a los poderosos", explicó la número uno de los andalucistas granadinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios