Nuevas aperturas de bares

Nuevo freidor en el casco antiguo de Cádiz

  • Casa Sobrina recupera la freiduría clásica, con escaparate a la calle incluido. El establecimiento está en la calle Nueva

El nuevo freidor El nuevo freidor

El nuevo freidor / Cosasdecome

Comentarios 3

Desde la calle Nueva, un cristal permite ver el cazón en adobo y los boquerones del freidor. Estas ventanas al mundo del pescaíto frito, antes tan habituales en Cádiz, se fueron perdiendo con los años, igual que los propios freidores. Sobran los dedos de una mano para contar cuántos quedaron de esos establecimientos donde se podría comprar el pescado para llevaren un cartucho antes de que nadie supiera qué era eso del take away.

Ahora parece que los freidores vuelven. Lo han hecho ya en Jerez, en El Puerto y en San Fernando. También en el Mercado de Abastos de Cádiz. Y ahora, en la calle Nueva, en el amplio bajo de un edificio recién rehabilitado, casi 200 metros cuadrados para rendirle culto a estos establecimientos.

Dice el propietario, Jesus Loaiza, que no han tomado como modelo un establecimiento en concreto, sino una mezcla de características de todos ellos. Pero el caso es que, cuando se entra, parece que ya se ha estado allí. El establecimiento está lleno de pequeños detalles que hacen retroceder en el tiempo, como el rótulo de la droguería situado sobre la barra o las anotaciones sobre la zona de freiduría. El nombre, Casa Sobrina, sustituye el que habían pensado inicialmente y que era demasiado largo, La Pescadería de la Sobrina. Era un nombre que le gustaba, y que no hace referencia a ninguna sobrina en concreto.

El local -que pronto contará con terraza- cuenta con la zona de freidor a mano izquierda según se entra. Pegado está otro despachito, este con el rótulo de “Ultramarinos”. Enfrente, a la derecha, mesas y un espejo donde se anuncian tapas y frituras.

Botellas de sifón para decorar

El fondo de local lo ocupa una amplia barra situada a mano derecha, y más mesas bajas (y una alta) a la izquierda. Los motivos decorativos van desde carteles taurinos hasta botellas de sifón y el expendedor para coger turno en el freidor. Se han cuidado detalles como la vajilla, que es de peltre, o los papelones para servir chacinas.

Hay una carta fija, que se complementa con sugerencia del día. Empieza por las tapas y medias raciones: patatas aliñadas, bravas y al alioli, tomate aliñado, ensaladilla rusa y de pulpo, salmorejo con mojama, salpicón de huevas, mejillón al limón, dobladillo de pimiento y caballa, bacalao a la roteña, pulpo a la gallega, carboncitos de atún, tosta de bacoreta, almejas al Tío Pepe, croquetas de choco, camarones y chicharrones, lagrimitas de gallo, solomillo ibérico a la pimienta, champiñón relleno de jamón, secreto ibérico, anchoa santoñera y huevos rotos con jamón.

Los chicharrones

Hay toda una sección dedicada a los ibéricos, que sirven por medias raciones y raciones, donde se ubican jamón, embutidos, chicharrones o el ‘camperito a la llama’. También ofrecen una selección de quesos. Lógicamente, la carta se completa con la selección de pescado de freidor, también de corte tradicional y que se puede pedir en raciones o medias raciones. Las sugerencias del día son seis platos de cuchara que van variando y que se exhiben sobre la barra. Además de almuerzos y cenas sirven desayunos: tostadas y también churros.

Una calle animadaEl proyecto viene a reforzar el resurgir culinario de la calle Nueva, donde ya se ubican establecimientos como San Wich, La Vaca Atada o el Joselito (a unos metros, en Cristóbal Colón), y cuya oferta se verá reforzada próximamente con dos establecimientos en obras: Casa Angelita y el restaurante de comida callejera de Frityes, a corta distancia en San Francisco.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Casa Angelita, aquí

Aquí la mítica receta del cazón en adobo del freidor de Las Flores

Etiquetas

más noticias de BOCABIERTA Ir a la sección bocabierta »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios