Nuevos proyectos

La gastronomía gaditana se franquicia

  • Varios empresarios ponen en marcha en Madrid una cadena de bares bajo el nombre "Las Cositas de Cai" centrada en el pescado frito y las chacinas

Exterior de una de las cervecerías Exterior de una de las cervecerías

Exterior de una de las cervecerías / Cedida por el establecimiento

Comentarios 0

Manuel Marente, una gaditano afincado en Madrid, ha abierto recientemente Las Cositas de Cai, un establecimiento ubicado en Leganés y que no ha podido empezar mejor: ha llamado la atención de un inversor para convertirlo en franquicia y todos los días se llena, hasta el punto de que un día se vieron obligados a cerrar por falta de las existencias que les llegan directamente desde Cádiz.

Marente ya cuenta con experiencia en la hostelería; ha regentado un mejicano en Madrid, y también en Zahara, entre otros negocios. Ya había intentado abrir un establecimiento al estilo de Cádiz en Madrid, pero no funcionó, lo que atribuye a que el nombre no dejaba claro qué tipo de gastronomía ofrecían. El 20 de julio, cuando abrió en la calle Río Ter de Leganés, no quiso cometer ese error y denominó al negocio, directamente, Las Cositas de Cai.

La fórmula, con productos traídos directamente de Cádiz, que se pueden llevar o consumir en el establecimiento, llamó rápidamente la atención. La idea es la del bar de barrio con terraza, con precios asequibles, una carta variada con productos y platos de Cádiz, con vinos de una gama media y una nueva cerveza malagueña, Victoria. El establecimiento ofrece menú del día y acoge actuaciones flamencas.

Marente ha abierto el negocio junto al cocinero venezolano Moises Capriles, jefe de cocina de los hoteles Meliá de Caracas y restaurantes como 99 Sushi Bar en Abu – Dhabi o también el Hotel Sheratton en Dubai.

Entre los primeros interesados en la idea ha estado un inversor que ha hecho que esta pequeña taberna gaditana de Leganés se haya convertido en un mes en una franquicia, y que haya dos locales más propios con fecha de apertura en septiembre, en Fuemlabrada y un segundo en Leganés. Además, entre los planes de este empresario está crear una línea de restaurantes gaditanos que se llamará Las Cosas de Cai.

La idea de establecerse en Leganés fue porque buena parte de sus habitantes proceden de Andalucía. Inicialmente pensó que estos iban a ser sus principales clientes, pero se ha visto sorprendido por la afluencia de público que acude de Madrid y otros municipios cercanos y que no son sólo andaluces, sino madrileños que quieren volver a probar la comida que conocieron durante sus vacaciones en Cádiz. Explica que están atendiendo cada día a entre 400 y 500 personas, y que incluso han llegado a tener que cerrar por “falta de todo tipo de existencias”.

El empresario explica algunas de las características que deben tener las futuras franquicias. Para empezar, deberán tener menos de cien metros cuadrados, terraza, y ubicarse en alguna zona periférica de una ciudad grande. Al menos un miembro del personal debe ser de Cádiz, para que conozca de primera mano la gastronomía y el funcionamiento de los establecimientos gaditanos. Y deberá tener la misma decoración que están a punto de instalar en Las Cositas de Cai de Leganés: vinilos con imágenes de la capital gaditana y su provincia.

Más información gastronómica de Cádiz, aquí.

Etiquetas

más noticias de BOCABIERTA Ir a la sección bocabierta »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios