Proyectos hosteleros

Javier Muñoz, el fundador de La Carboná, formará parte de la sociedad que regentará la histórica cafetería La Vega de Jerez

  • Su hijo Javier Muñoz, el chef del “Sherry”, será el encargado de diseñar la nueva carta del establecimiento que quiere abrir antes de que finalice el año y que mantendrá los churros para el desayuno, además de ofrecer tapeo, almuerzos, cenas, meriendas y copas

Así será la nueva Vega Así será la nueva Vega

Así será la nueva Vega / Cedida por el establecimiento

Comentarios 5

La histórica cafetería La Vega situada junto al mercado central de abastos de Jerez, uno de los locales enblemáticos del centro de la ciudad puede volver a convertirse en uno de los locales que marquen tendencia en el centro si prosperan las negociaciones que están ya muy avanzadas, tan sólo a falta de unos pequeños flecos, entre los empresarios de origen chino Sui Ping Zhang y Suli Liu, que forman la sociedad Suiping Suli S.L., y el conocido hostelero jerezano Javier Muñoz García, gerente del restaurante La Carboná, uno de los locales de más prestigio en la actualidad en la zona.

Según este acuerdo Muñoz entraría a formar parte de la sociedad propietaria del establecimiento y se ocuparía de la gestión gastronómica del espacio. De hecho sería el propio jefe de cocina de La Carboná, Javier Muñoz Soto, hijo de los fundadores de La Carboná, el que se ocuparía de diseñar la carta del establecimiento.

Las previsiones son las de abrir antes de que finalice el año. De hecho los trabajos de rehabilitación de la finca y construcción de los nuevos espacios están muy avanzadas, según resalta el diseñador del proyecto, el interiorista Christian Harhoff, que ya ha desarrollado también importantes proyectos hosteleros en la ciudad como el del restaurante Albores, en el centro de Jerez.

Javier Muñoz Soto y Javier Muñoz García en el restaurante La Carboná. En el centro el cocinero David García de El Corral de la Morería de Madrid, en una foto tomada recientemente con motivo de los eventos realizados por La Carboná por su 25 aniversario. Javier Muñoz Soto y Javier Muñoz García en el restaurante La Carboná. En el centro el cocinero David García de El Corral de la Morería de Madrid, en una foto tomada recientemente con motivo de los eventos realizados por La Carboná por su 25 aniversario.

Javier Muñoz Soto y Javier Muñoz García en el restaurante La Carboná. En el centro el cocinero David García de El Corral de la Morería de Madrid, en una foto tomada recientemente con motivo de los eventos realizados por La Carboná por su 25 aniversario. / Cedida por el establecimiento

Javier Muñoz señala que “el acuerdo está practicamente cerrado tan sólo a falta de algunos detalles. Para nosotros es muy ilusionante participar en un proyecto así, en la recuperación de un sitio emblemático de la ciudad. Nuestra idea es venir a ayudar al impulso que en los últimos años está teniendo la zona desde el punto de vista gastronómico y lo haremos colaborando al máximo con los empresarios de la zona. No venimos a competir, sino a colaborar. Nuestra intención es comprar muchos de los productos que utilicemos en el mercado de abastos e incluso crear un sistema para que las personas que trabajan o tienen negocios en el centro puedan tener descuentos en nuestro establecimiento”.

La Vega tendrá dos espacios bien diferenciados. La planta baja tendrá un bar restaurante que funcionará durante todo el día. La idea es abrir muy temprano y ofrecer desayunos en los que no faltarán los churros, uno de los productos estrella de La Vega. Además quieren tener una oferta amplia que no se limitará a varias clases de pan, sino que también abarcará otras opciones “como frutas o dulces” que también ofreceremos para merendar.

También mantendrán la terraza y el salón será muy luminoso ya que estará completamente acristalado, manteniendo la esencia de su aspecto primitivo. La oferta gastronómica se complementará también con algo de tapeo y fundamentalmente una oferta novedosa “y de precios accesibles” para almuerzos y cenas. “Aún estamos trabajando en lo que vamos a ofrecer pero si podemos adelantar que será una cocina que fusionará culturas y evidentemente muy diferente a lo que tenemos en La Carboná”.

Recreación virtual de cómo quedará la planta baja de La Vega. Recreación virtual de cómo quedará la planta baja de La Vega.

Recreación virtual de cómo quedará la planta baja de La Vega. / Cedida por el establecimiento

La segunda planta, que tendrá incluso una entrada independiente, estará dedicada a bar de copas y la intención es que sea gestionado por una empresa o persona especialista en este campo. Esta segunda planta será muy llamativa ya que está completamente acristalada y acusticamente aislada para que no cause molestias. Este espacio también podría acoger eventos y servir de apoyo para la planta baja.

Así quedará la planta alta. Los grandes ventanales permitirán unas atractivas vistas del centro de Jerez. Así quedará la planta alta. Los grandes ventanales permitirán unas atractivas vistas del centro de Jerez.

Así quedará la planta alta. Los grandes ventanales permitirán unas atractivas vistas del centro de Jerez. / Cedida por el establecimiento

La idea es que el local sea “un dinamizador del centro y recupere su figura de lugar emblemático de la zona”.

La cafetería la fundó en 1961 Manuel Vallejo Fernández y está considerada una obra destacada del estilo “Bauhouse” un estilo arquitectónico que se desarrolló en Europa durante el siglo XX.

Christian Harhoff resalta que a la hora de desarrollar el proyecto en el que ha colaborado con el arquitecto Eric Perignat Le Touze se ha tenido muy en cuenta mantener el espíritu de la construcción y la decoración interior también lleva elementos de “Art Decó” muy de la época a la que pertenece el edificio y que recordarán a los años 50 del siglo XX.

Para la rehabilitación se ha utilizado madera, hierro y también se utilizarán muchas telas. Muchos de los elementos se han tenido que encargar especialmente para la construcción como las barandillas de las escaleras o el mobiliario.

La planta baja estará presidida por una barra en forma de u y sobre la que se ha diseñado una especie de botellero colgante con hierro. En una entreplanta se ha situado una vinoteca también muy llamativa. También llamarán la atención los lavabos, muy amplios y decorados con azulejos de colores y espejos.

La planta alta vista desde fuera, según la simulación realizada para el proyecto. La planta alta vista desde fuera, según la simulación realizada para el proyecto.

La planta alta vista desde fuera, según la simulación realizada para el proyecto. / Cedida por el establecimiento

Las dos plantas tienen grandes cristaleras. La segunda planta también estará presidida por una barra en forma de rectángulo al centro y habrá una fila de mesas situada junto a los cristales y que permitirán una visión muy llamativa del centro de la ciudad.

¿Quiere saber cómo eran los churros de La Vega? Aquí una crónica

La guía gastronómica de Jerez, aquí.

 

Etiquetas

más noticias de BOCABIERTA Ir a la sección bocabierta »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios