Le regard de Charles | Festival D'A en Filmin Autobiografía (filmada) a pie de página

Charles Aznavour se filma frente al espejo en 'Le regard de Charles'. Charles Aznavour se filma frente al espejo en 'Le regard de Charles'.

Charles Aznavour se filma frente al espejo en 'Le regard de Charles'.

Contra todo pronóstico, esta autobiografía documental de Charles Aznavour (1922-2018) se escapa de todo formato estándar o previsible, también de cualquier obviedad o subrayado sobre su vida pública como estrella indiscutible y embajador internacional de la chanson, para revelar el maravilloso e inédito archivo privado de sus filmaciones caseras en 8mm en una fascinante estructura narrativa, a mitad de camino entre el diario y el formato epistolar, que se organiza como una lírica y sincera confesión en primera persona sobre cuestiones esenciales como el amor, la familia, las raíces, el éxito o esa condición nómada y viajera que revelan una personalidad mucho más rica, honda y compleja de lo que cabría imaginar.

Recopilado y organizado por Marc Di Domenico, el material que compone este autorretrato va trazando senderos no necesariamente cronológicos paralelos a una vida de trabajo, escenarios y platós (de Tirad sobre el pianista a Un taxi para Tobruk) que queda aquí siempre en un discreto segundo plano. Lo que interesa en este filme es precisamente el contraplano o la nota a pie de página del gran titular, el aplauso de las masas o el reportaje promocional (con cuyas imágenes a veces dialoga), a saber, la elocuencia organizada y sobrevolada por la voz lúcida, poética y fragmentaria del propio Aznavour (Romain Duris) que, con ayuda de un archivo revitalizado desde el tratamiento sonoro, muestran un espacio íntimo de observación y reflexión sobre el mundo que revela el interés por la realidad menos superficial y complaciente, el placer del viaje fuera de la ruta oficial o turística, los destellos del enamoramiento y la ruptura, los momentos de verdadera felicidad en pareja, también el pesar por la pérdida de un hijo o, en el que se antoja el viaje esencial de los muchos que aquí aparecen filmados, el regreso a esa Armenia de las raíces que marcó la infancia, la vida familiar y la mirada del cantante de La Bohème.