Cine

Muere a los 78 años Rosa María Sardá

  • La actriz y presentadora, ganadora de dos goyas, luchaba contra el cáncer desde hace años

Rosa María Sardá, en la gala de los Goya de 2010. Rosa María Sardá, en la gala de los Goya de 2010.

Rosa María Sardá, en la gala de los Goya de 2010. / EFE

La actriz, humorista y presentadora Rosa María Sardá ha fallecido este jueves en Barcelona a los 78 años de edad, según ha informado la Academia de Cine en un tuit.

Ganadora de dos goyas como mejor actriz de reparto, por Sin vergüenza y ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?, Sardá recibió en 2010 la Medalla de Oro de la Academia.

La intérprete, que hace poco publicó el libro de memorias Un incidente sin importancia, en el que revisaba la memoria de sus abuelos cómicos en la Cataluña previa a la Guerra Civil, luchaba desde hace seis años contra el cáncer.

Hace poco más de un mes concedió una entrevista a Jordi Évole en la que habló sin tapujos de su enfermedad pero sin perder el sentido del humor que la caracterizaba: "Tengo un cáncer pero no saben dónde lo tengo y se lo inventan".

"Yo no lucho contra nada, no se lucha contra el cáncer, el cáncer es invencible. Es una cuestión de que los que se ocupan de ti tengan más o menos tino al programar unas ciertas medicaciones. No se trata de un match a ver quién gana. El cáncer siempre gana. Siempre", añadió.

Hija de padre campesino y madre enfermera, Rosa María Sardá, hermana del conocido periodista y presentador Xavier Sardá, nació en Barcelona en 1941, siendo la mayor de los cinco hijos de la familia. Pareja del cómico Josep María Mainat, de La Trinca, durante tres décadas, alcanzó una enorme popularidad en televisión gracias programas como Ole tus vídeos, Ahí te quiero verNo te rías que es peor y Crónicas marcianas, entre tantos otros. Su fino humor y su tremenda ironía quedaron patentes en los gags que realizaba, especialmente junto a Enric Pous, el Honorato con el que veía la televisión.

Con una larga y laureada trayectoria en el ámbito cinematográfico, Sardá trabajó junto a directores Luis García Berlanga (Moros y cristianos), Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre), Fernando Colomo (El efecto mariposa), Icíar Bollaín (Te doy mis ojos), Emilio Martínez Lázaro (Ocho apellidos catalanes) y Fernando Trueba (La niña de tus ojos), entre otros.

Muy ligada también al teatro, entre sus personajes más recordados figuran el de la doctora Vivan Bearing en Wit (2004), de Margaret Edson, y la Poncia de La casa de Bernarda Alba (2009), de Federico García Lorca, obra en la que compartió escenario con Nuria Espert.

Muy crítica con el proceso soberanista catalán, en 2017 decidió devolver la Cruz de Sant Jordi que la Generalidad de Cataluña le había concedido en 1994. El año pasado estuvo entre las firmantes de un manifiesto de intelectuales, artistas y políticos, que pedía a los partidos catalanes que no impidieran la designación del líder del PSC, Miquel Iceta, como senador autonómico para que pudiera ser nombrado presidente del Senado, algo que no sucedió.

Este 2020 debería haber recibido el Fotogramas de Plata especial en una ceremonia que se suspendió por la pandemia del coronavirus. La veterana revista cinematográfica resumió los valores de la actriz: "Tan capaz de mutar de personaje cómico cada diez minutos como de dejar asomar (la media sonrisa) una humanidad, una tristeza o un patetismo como únicamente las grandes, quienes han pasado de la comedia al drama, son capaces".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios