Cómics

Allá van con el balón en los pies...

  • 'Capitán Tsubasa' (1981), de Yoichi Takahashi, es el manga en el que está basada la famosa teleserie de dibujos animados japoneses que en España recibió el título de 'Oliver y Benji'

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

El título Capitán Tsubasa despista un poco, pero los nombres de Oliver y Benji enseguida evocan una pegadiza melodía: "Allá van con el balón en los pies y ninguno los podrá detener. El estadio vibra con la emoción de ver jugar a los dos...". En realidad, Benji, el portero, no solía ir con el balón en los pies y pronto pasaría a ser secundario de lujo.

El fútbol fue introducido en Japón en 1873, en la era Meiji, marcada por la apertura al resto del mundo. Los oficiales de la Armada Británica llevaron el fútbol a Yokohama, marcando el primer contacto de Japón con este deporte. En 1965, se forma la primera liga de fútbol con equipos patrocinados por empresas japonesas y jugadores que formaban parte de las plantillas de trabajadores. No era una liga profesional y no la habría hasta 1993. En la popularidad del fútbol en el País de Sol Naciente influyeron las buenas relaciones entre Japón y España: prueba de ello son equipos como el Cerezo Osaka, que juega en la primera división de Japón, y más recientemente, la presencia de entrenadores españoles en equipos nipones. Pero la profesionalización del fútbol nipón está ligada al éxito de Capitán Tsubasa.

Capitán Tsubasa comenzó publicándose en Weekly Shonen Jump en 1980 y acabó por transformarse en una rentable franquicia de manga y anime. Es el manga más exitoso de Yoichi Takahashi y se ha ampliado mediante nuevas series a lo largo de los años, para cubrir nuevas etapas en la trayectoria deportiva de Oliver Atom y el resto de sus compañeros. La fama de Capitán Tsubasa le ha dado una larga vida en manga, anime, videojuegos, y otros medios y ha llegado hasta nuestros días.

Oliver y Benji causó un gran impacto con una historia de fútbol que no deja de lado ni el instinto de superación ni la amistad, a pesar de que al enfrentarse en el césped, parecen enemigos dispuestos a morir. Campeones es una serie de fútbol englobada en el género de fantasía: un campo ovalado, que parece contraerse y estirarse hasta el infinito. Las estrellas poseen habilidades como tiro del tigre, catapulta infernal, tiro del águila… que permiten al balón tomar una velocidad que no solamente rompe la portería, sino también la barrera del sonido. Eso sí, Campeones está a años luz de nuestro fútbol en la polémica arbitral.

Los partidos levantan una gran expectación, con las gradas siempre llenas e, incluso, se emiten por televisión, pero también se desarrolla a los personajes fuera del terreno de juego, dando cierto aire costumbrista a la serie.

La traducción de esta nueva edición respeta los nombres originales del manga. No vamos a encontrar a Oliver Atom, sino a Tsubasa Ozora; tampoco a Benji Price, sino a Genzo Wakabayashi, y lo mismo sucede con Mark Lenders, Phillip Callahan o Julian Ross, que aquí son Kojiro Hyuga, Hikaru Matsumaya y Jun Misugi, respectivamente.

Yoichi Takahashi (Tokio, 1960) dibuja desde su infancia y siempre tuvo claro que su sueño era ser mangaka. El deporte es otra de sus grandes pasiones, siendo desde joven practicante de béisbol. Takahashi empezó a interesarse por el fútbol en su juventud, tras ver a Argentina en el Mundial 78. Desde entonces, Yoichi Takahashi decidió dar a conocer, a través del manga, este deporte minoritario en Japón.

La industria del manga reaccionó al éxito de Capitán Tsubasa de inmediato con la creación de nuevos títulos que recogen el espíritu de superación y de equipo desde mediados de los años ochenta. Ninguno ha llegado a rivalizar en popularidad con Capitán Tsubasa, que pasó a ser de culto en la mayoría de países europeos y americanos.

En 2002, se dio el espaldarazo definitivo al balompié en Asia, gracias al Mundial organizado conjuntamente por Corea del Sur y Japón, y supuso también una fantástica oportunidad para que la creación de Takahashi siguiese más viva que nunca.

Entre 2013 y 2015, el japonés Keisuke Sakamoto fue presidente de los arlequinados de Sabadell y logró que Yoichi Takahashi dibujase sus personajes en un gran mural en el estadio de la Nova Creu Alta, e incluso crease un futbolista catalán en la serie.Oliver Atom formó parte de la promoción de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 junto a otros personajes de la cultura popular japonesa: Super Mario, Pac-Man, Doraemon y Hello Kitty.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios