Cómics

“Decirte adiós”

  • Emoción, aventura, amor… Todo esto y mucho más vamos a encontrar en la conclusión de la impresionante obra de Tillie Walden

Detalle de la portada del cómic. Detalle de la portada del cómic.

Detalle de la portada del cómic.

El final del primer volumen de En un rayo de sol nos dejó un cliffhanger teñido de melancolía. Las protagonistas, Mia y Grace, se separaban (¿para siempre?) y la oscuridad del espacio profundo acompañaba a la mirada de la desconsolada Grace

En este salto al pasado se explicaba finalmente qué había ocurrido entre las dos chicas, pero el segundo, y último volumen, de esta obra nos devuelve al presente, en la que una Grace adulta lleva ya algún tiempo formando parte de la tripulación de la nave Aktis, en la que se encarga, junto a sus compañeras, de la restauración de construcciones a lo largo y ancho de la galaxia.

Pese a la lógica desconfianza de un primer momento, Grace ha sabido encontrar su sitio entre estas profesionales, y es por ello que, incapaz de avanzar en su vida, les pide el último y definitivo favor. Necesita que la lleven a La Escalinata, el peligroso y lejano planeta al que se llevaron (casi a la fuerza) a su querida Mia.

Una vez aceptada la proposición, llega la hora de que muchas verdades sean conocidas y, sobre todo, de la preparación previa para lo que se van a encontrar en tan peligroso lugar, del que pocos exploradores han podido regresar…

Sin querer avanzar mucho más en la trama, es a partir de este justo momento cuando se inicia la verdadera aventura. Si en el primer tomo nos encontramos con una trama más sosegada y, por momentos, intimista, a partir de ahora vamos a vivir, junto a las protagonistas, un auténtico carrusel de peligrosas emociones.

Y su autora, la norteamericana Tillie Walden, nos lo transmite a la perfección. Si con su primera, y autobiográfica, Piruetas (también publicada por La Cúpula) ya nos ganó como lectoras, en esta segunda confirma su solidez como autora y, a mi parecer, como narradora gráfica, ya que nos ofrece una acciones paralelas, acompañando a cada miembro de la expedición una vez que aterrizan en el planeta y, por causas que no voy a desvelaros, han de separarse y tomar diferentes caminos.

Con pocas explicaciones, Walden nos mete de cabeza en unos parajes extraños, en algunos momentos etéreos, que parecen salidos de un sueño, en la que algunas de las protagonistas se van a encontrar con lo inesperado, en forma de fauna del lugar.

Pero en esta misión no solo será Grace la que busque algo, sino que la misteriosa y silente Ell va a regresar no solo a su planeta de origen, sino a un pasado que supone una pesada carga y que, en el presente, pude suponer una letal amenaza para su vida.

¿Conseguirá Grace, pese a todos los impedimentos, volver a encontrarse con su amor perdido? ¿Qué peligros acechan en cada rincón de La Escalinata?

Todas estas preguntas y algunas más serán contestadas en este segundo volumen en el que concluye esta espectacular obra que nos solo nos mantiene pegados a sus páginas, sino que logra contagiar la emoción que su autora pone en ellas. Una auténtica maravilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios