Cómics

Katana y brujería

  • 'Slayers' (1995), de Hajime Kanzaka y Rui Araizumi, un 'manga' que narra las aventuras y peripecias de una joven hechicera llamada Reena, y su amigo y guardaespaldas, el guerrero Gaud

Los protagonistas del 'manga'. Los protagonistas del 'manga'.

Los protagonistas del 'manga'.

Espada y Brujería es el nombre que se le da a un subgénero de la fantasía épica que describe las aventuras belicosas de héroes de larga vida en un pasado remoto y ficticio, generalmente emparentado con la antigüedad más mítica, aunque en ocasiones con elementos propios de la Edad Media, y especialmente, dicho concepto se refiere a las batallas de los protagonistas contra contra enemigos mágicos o sobrenaturales.

Si nos topamos con un relato de Espada y Brujería, pero con la acción ubicada en Japón y con protagonistas samuráis, o bien, protagonizado por personajes más actuales que utilicen armas propias del Japón feudal, ya hay quienes lo califican bajo el término Katana y Brujería, que fue acuñado por la escritora M. H. Isern, para dar título a una antología colectiva editada por ella misma.

Este subgénero fantástico ha sido cultivado por M. H. Isern en la saga literaria Shirukuni, que está dividida en tres volúmenes.

Este término, bien se podría aplicar perfectamente a la serie de novelas ligeras Slayers (1981), escritas por Hajime Kanzaka (Osaka, 1964), e ilustradas por Rui Araizumi (Tokio, 1966), dos autores que le deben absolutamente toda su fama y popularidad al gran éxito obtenido por esta franquicia protagonizada por la hechicera Reena y el guerrero Gaudi.

Bajo el amparo de la editorial Fujimi Shobo, las aventuras de Reena y Gaudi se extendieron a través de un total de 15 novelas, que dieron lugar, entre otros muchos productos, a varios videojuegos, relatos en audio, anime y manga.

El manga, también titulado Slayers, narra las aventuras de Reena, una prestigiosa maga adolescente que toma la decisión de descubrir el mundo por ella misma, tomando, de paso, las riquezas de los bandidos que se encuentre en su camino: ya lo dice el refrán, quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón...

Un día, mientras busca dinero para conseguir algo de comer, es atacada precisamente por un grupo de bandidos. Al verla en peligro, y creyendo que se trata de una pobre chica indefensa, un caballero que casualmente pasaba por ahí la salva. Así es como entra en escena Gaudi, un guerrero con una poderosa katana, cuyo nombre se traduce en España como Espada de Luz, la cual llamará enormemente la atención de la maga Reena.

Sobra decir que la katana es la espada japonesa por excelencia: un sable de un solo filo, delgado y ligeramente curvado, que ha traspasado fronteras. Su silueta inconfundible ha conquistado el cine más allá de las películas de Akira Kurosawa o el anime.

Con el tiempo, ambos jóvenes irán congeniando entre ellos y viviendo juntos múltiples aventuras, durante las cuales, esta pareja debe enfrentarse a muchos magos oscuros que tienen como propósito dominar el mundo.

Entre ellos, destaca la reina de Zoana, Martina Mel Navratilova, quien desarrolla una insana obsesión por darle su merecido a Reena. Por supuesto, en su viaje también conocerán diversos aliados de todo tipo que no dudarán en unirse a ellos, entre los que se puede destacar a Amelia Wil Tesla Seiruum, Zelgadiss Graywords y Xellos.

El guerrero Gaudi se enamora perdidamente de Reena, a pesar de que ella no comienza con demasiado buen pie en el trato con él.

Los personajes de Slayers encajan en cierta forma en los clichés de historias de género épico-fantástico, así que podemos encontrar todo un elenco con una gran variedad de personajes secundarios del que forman parte guerreros, magos, sacerdotes, demonios, elfos, dragones, etc...

Pero, sin embargo, en cierta manera, rompen con muchos de estos tópicos y por ello se podría afirmar que son originales por sí mismos.

Entre los años 1992 y 1994 vio la luz el contenido de este primer tomo de la serie en la revista Comic Dragon, publicada por Fujimi Shobo, editorial japonesa especializada en manga que entonces era subsidiaria de Kadokawa Shoten.

El guion, al igual que ocurre en el caso de la serie de novelas, es obra de Hajime Kanzaka mientras el dibujo corre a cargo de Rui Araizumi, diseñador de personajes e ilustrador oficial de las novelas. Consta de seis historias cortas: cuatro de ellas son autoconclusivas, mientras que otras dos forman entre ambas un capítulo doble.

Estas seis historias nunca han sido adaptadas en las series de dibujos animados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios