cómics

Terroristas espaciales

  • Tom King, antiguo oficial de la CIA, forma parte de la nueva hornada de guionistas estadounidenses

  • DC le ha confiado las riendas de Batman

Imagen de 'Omega Men'. Imagen de 'Omega Men'.

Imagen de 'Omega Men'.

De la nueva hornada de guionistas estadounidenses, el nombre de Tom King es uno de los que suena con más fuerza (si no el que más). Con apenas un puñado de obras en su haber, este antiguo oficial de la CIA reconvertido en escritor ha convencido a crítica y público, y no es casualidad que DC le haya confiado las riendas de Batman tras las etapas gloriosas de Grant Morrison y Scott Snyder. Muchos le conocen por su celebrada reinterpretación de la Visión para Marvel, pero el grueso de su producción lo ha realizado para DC, donde ha firmado, al menos, tres títulos imprescindibles: El sheriff de Babilonia, Omega Men y Mister Miracle. Mientras saboreamos la reciente reedición de lo primero por parte de ECC y esperamos la recopilación en tomo de lo último, llega a librerías una nueva edición de Omega Men, esta vez en cartoné, para los que se perdieron la edición en rústica o les gustó tanto que quieren tener las dos.

Con espectaculares dibujos de Barnaby Bagenda, los doce números que componen la serie, publicados entre 2015 y 2016, son una sofisticada reinvención del grupo de superhéroes espaciales creados por Marv Wolfman y Joe Staton a comienzos de la década de 1980, en las páginas de Green Lantern, y recordados especialmente por la serie regular posterior, de Roger Slifer y Keith Giffen, entre otros. Aun contando con la presencia del White Lantern Kyle Rayner, King se aleja de los tópicos del género y compone una sorprendente mezcla de thriller político y relato de ciencia ficción, con los protagonistas retratados como terroristas que buscan liberar los planetas del sistema Vega oprimidos por un régimen totalitario. Absorbente, violenta, llena de giros argumentales inesperados, la rebelión de los Omega Men es una de las lecturas más intensas del catálogo actual de DC y un ejemplo del vuelo que se alcanza cuando un buen guion es acompañado de buenos dibujos. He dicho que el trabajo de Bagenda es espectacular, y basta abrir el tomo para comprobarlo, pero no deja de ser reseñable que el dibujante recurra a una narrativa ordenada, casi canónica, que se rompe aquí y allá con viñetas de gran tamaño, splash pages y double splash pages que aportan grandiosidad al conjunto, algo a lo que ayudan también el impresionante coloreado y las estupendas cubiertas de la serie.

Entre las propuestas más novedosas de DC, destaca también todo lo que procede del sello DC's Young Animal, especie de heredero espiritual de Vertigo, pero centrado en el género superheroico, eso sí, desde una perspectiva radical. La línea aterrizó en España con la Doom Patrol de Gerard Way (el creador de The Umbrella Academy) y sigue con el delirante crossover Las guerras lácteas, que reúne los especiales JLA/Doom Patrol, Mother Panic/Batman, Shade, the Changing Girl/Wonder Woman, Cave Carson Has a Cybernetic Eye/Swam Thing y Doom Patrol/JLA, realizados por un puñado de creadores, con el propio Way a la cabeza. Delirio, sofisticación gráfica, frescura y experimentación para un volumen imaginativo y estimulante al que merece la pena asomarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios