Plato principal

Receta de pechuga de pollo rellena en salsa de pera

  • Una receta con la que es imposible no rebañar el plato

Receta de Pechuga rellena en salsa de pera Receta de Pechuga rellena en salsa de pera

Receta de Pechuga rellena en salsa de pera

Comentarios 0

La combinación salada del jamón y dulce de la pera queda genial. Además, es un plato principal muy fácil de hacer para el que solo necesitarás un par de sartenes. La receta de pechuga rellena en salsa de pera es un señor plato de toma pan y moja, literalmente.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo abiertas en libro
  • Jamón serrano
  • Un buen queso fundente
  • 2 peras
  • ½ cebolla
  • 1 puerro
  • 200 ml de nata
  • 1 cucharadita de extracto Bovril

Preparación

  1. Por un lado, pelamos la cebolla y la picamos lo más fina posible. Por otro lado, le quitamos la parte verde, las raíces y la primera capa al puerro y lo cortamos en finas rodajas. Ponemos ambas verduras en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite y una pizca de sal, y vamos removiendo de vez en cuando hasta que estén pochadas.
  2. Mientras se pochan las verduras, aprovecharemos el tiempo para seguir preparando el resto de la receta. Pelamos las peras y cortamos un par de “lonchas” por cada pechuga. El resto de las peras las cortaremos en daditos.
  3. Para preparar las pechugas, simplemente las extendemos, las salpimentamos y las rellenamos con jamón serrano y las peras loncheadas. “Cerramos” las pechugas doblándolas por la mitad y listo.
  4. Colocamos las pechugas rellenas en una sartén a fuego medio, con un chorrito de aceite de oliva y dejamos cocinar unos minutos por cada lado. Para mejorar el cocinado y aseguraros que no se queden crudas por medio, podéis poner una tapadera a la sartén.
  5. Durante todo este proceso, cuando veáis que las verduras que teníamos pochándose están listas, añadimos a la sartén las peras troceadas, la nata y el extracto Bovril. Removemos para que todo se impregne bien y dejamos cocer la salsa a fuego lento. Vamos preparando a la vez las pechugas y la salsa para que nada quede frío a la hora de servir.
  6. Cuando tengamos listas por un lado las pechugas, cortamos un poco de un buen queso fundente y lo colocamos sobre las pechugas, tapando de nuevo la sartén para que funda bien. Y, por otro lado, cuando la salsa esté lista, simplemente la batimos hasta dejarla con una textura muy fina.
  7. Servimos las pechugas rellenas sobre un fondo de salsa de pera y a comer. 

Una receta original y sin mucha complicación muy rica de preparar. Si quieres ver las imágenes del proceso, pincha aquí para ver la entrada completa en el blog de Guillermo Osorio ‘No me comes nada’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios