Coronavirus | El impacto en la cultura El Gobierno destina 76,5 millones a mitigar los daños en la cultura

  • Rodríguez Uribes presenta un plan de choque para el sector que considera "medido, pensado, justo y justificado"

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes. El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes. / Borja Puig / Efe

"Medido, pensado, justo y justificado", así es según el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, el Real Decreto aprobado este martes por el Gobierno y que destina 76,4 millones de euros para "defender" a un sector que es "la ética pública que debemos proteger".

Llega más de 50 días después de que el Gobierno decretara el estado de alarma y de que el sector empezara a reclamar ayudas específicas para superar la crisis en la que se encuentra debido al coronavirus, pero para Uribes este Real Decreto llega en el "momento oportuno", según expresó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Entre las medidas que regula el Real Decreto se habilita un acceso extraordinario a la prestación por desempleo para los trabajadores de la cultura, que por su intermitencia no habían quedado amparados por los mecanismos de cobertura establecidos hasta la fecha, una reclamación "histórica" del sector, como reconoció Uribes.

Otra de las medidas que ayudará a  los trabajadores de este sector es la inyección de 20 millones de euros en la sociedad de garantía recíproca CREA SGR. Una parte de dicha cantidad, 3.750.000 euros, sufragará el coste de la comisión de apertura de los avales de los préstamos a empresas del sector cultural; el resto, 16.250.000 euros, se destina al fondo de provisiones técnicas. Este importe supone movilizar realmente 780 millones de euros en créditos garantizados para el sector cultural. Cada ámbito –libro, bellas artes, artes escénicas, música, cinematografía y audiovisual– accederá a un mínimo de 40 millones de euros, lo que les dará liquidez inmediata.

Además, los profesionales del sector van a poder percibir anticipos e indemnizaciones en caso de aplazamiento o cancelación de las actuaciones contratadas con el sector público, siempre que los contratos no excedan de los 50.000 euros.

En concreto se destinan 38,2 millones de euros para el sector de las artes escénicas y la música, que se convocarán en ayudas extraordinarias planteadas en dos líneas: ayudas al sostenimiento de las estructuras culturales de toda índole y ayudas a las actividades escénicas. También, entre otras medidas, se dispone el abono de una parte de los contratos de espectáculos adquiridos con entidades del sector público que se hayan visto afectados por la pandemia y cuya cuantía no fuese superior a los 50.000 euros.

La industria musical opina que las medidas "llegan tarde y son insuficientes"

Asimismo, se crea un fondo con 13.252.000 euros para sufragar los gastos de las salas de cine, cerradas desde la declaración del estado de alarma, la adopción de los nuevos protocolos de seguridad e higiene por la Covid-19 y las campañas promocionales para fomentar el regreso del público a los cines.

El apoyo a la cinematografía y a las artes audiovisuales se traduce, entre otros gestos, en que las empresas a las que ya se les habían aprobado ayudas generales a la producción, recibirán, previa solicitud, un adelanto de hasta el 50% de las mismas sin necesidad de haber comunicado el inicio de rodaje o en la apuesta por ampliar las deducciones fiscales a la producción de cine y series. 

En lo que se refiere al sector del libro, el decreto establece un crédito extraordinario de 4 millones de euros para estas ayudas que podrán solicitar las librerías independientes. El arte, mientras, es el que sector menos beneficiado por las ayudas anunciadas, ya que el Real Decreto contempla un 1 millón de euros.

Las reacciones al plan para la Cultura fueron desiguales: los productores de cine vieron las medidas  "muy correctas y muy en la línea de lo que nos conviene como punto de partida", mientras que la industria musical aseguró estar "decepcionada" por unas decisiones que  "llegan tarde y vuelven a ser insuficientes" en comparación con Europa,  y la Asociación de Cámaras del Libro de España ha cuestionado el instrumento elegido para habilitar créditos al sector, la sociedad de garantía recíproca Audiovisual Finanzas SGR, ya que entiende que está vinculada al sector del cine y tiene "un absoluto desconocimiento" de las particularidades del libro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios