Elena Ramírez | Directora editorial de Seix Barral

"El gran reto es que el mundo editorial salga fortalecido cuando esto pase"

  • La también responsable de toda la literatura internacional de Planeta considera esencial "apoyar a las librerías" aunque "toda la cadena del libro sufrirá" por la pandemia

La editora Elena Ramírez (Madrid, 1968). La editora Elena Ramírez (Madrid, 1968).

La editora Elena Ramírez (Madrid, 1968). / Marc Arias (Efe)

La directora de la editorial Seix Barral, Elena Ramírez, considera que "toda la cadena de producción y difusión del libro sufrirá" con la pandemia de coronavirus, pero su mayor preocupación es "apoyar a las librerías, tejido indispensable y humano para hacer llegar las historias a los lectores".

Ramírez considera que "todavía es pronto para saber" cómo afectará específicamente la crisis sanitaria a la estructura del mundo del libro, pero "ya sabemos que afectará a toda la cadena" y que las librerías son el eslabón más débil de la cadena.

También cree que es "pronto para saber hasta dónde se verá afectado nuestro sector en términos económicos, pero hay una lectura positiva que hacer y es que la cultura en general (música, cine, teatro), y el libro en particular, está demostrando ser un refugio contra el tedio, el miedo y la incertidumbre".

El pasado Sant Jordi, más virtual que nunca, constató que ha aumentado la lectura de libros digitales, pero Ramírez piensa que "esto pasará" y los lectores volverán a "apreciar más esa materialidad del libro y ese contacto personal".

Entonces, añade, se valorará más "el esfuerzo profesional que todo el sector realiza constantemente para acercar a lectores y autores".

Ante la incertidumbre temporal, económica y social que se abre, la editora de Seix Barral señala que es difícil planificar y que lo único que se puede hacer es "trabajar la programación en función de hipótesis, trabajar desde la incertidumbre, pero con hipótesis bien estructuradas".

La principal lección que Ramírez obtiene de la experiencia de un largo confinamiento es, entre otras, que "el ser humano es formidable y que es capaz de reinventarse de forma increíble", y esto le lleva a pensar que "veremos el nuestro y otros sectores evolucionar gracias a la tecnología y la creatividad, y quizá cambiar como no lo había hecho en mucho tiempo".

En cuanto a los proyectos del sello que dirige, la editora apunta que todos los libros están "reagendados, reformulados, replanteados y reimaginados para llegar a la mayor cantidad de público posible en las mejores circunstancias en cada momento".

Ante la eventualidad de que los autores extranjeros no vengan a España para promocionar sus libros y la incertidumbre sobre qué pasará con las grandes ferias del libro en las que se compran y venden los derechos de publicación, Ramírez asegura que también eso pasará, pero "hasta que eso suceda, plantearemos alternativas a distancia para informar de nuestras publicaciones, promocionar a nuestros autores y acercar el contenido a los lectores".

Y añade: "Esta situación nos está haciendo implementar las posibilidades que la tecnología ofrece para nuestro sector, y esas mejoras vendrán para quedarse".

En su opinión, "el gran reto" es que el mundo editorial salga fortalecido cuando lo peor pase.

Durante el largo confinamiento, Elena Ramírez ha mantenido contacto con colegas editores, sobre todo de fuera de España: "Hay varios puntos de vista, todos con un objetivo común, sortear este bache. Todos estamos expectantes ante el impacto del confinamiento en los hábitos y formas de lectura".

En su experiencia personal, además del obligado teletrabajo, Ramírez se refugia en leer, escuchar música y ver alguna serie."Me sigue maravillando el poder de un libro para calmar la ansiedad, para ofrecer un espacio propio en el que refugiarse, para evadirse, para sentirse mejor, por eso busco libros para Seix Barral, libros que importen en los años por venir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios