Baloncesto | Barcelona-Real Madrid Final blanco con suspense (85-87)

  • El Real Madrid, con un 2+1 de Laprovittola decisivo, supera al Barça en un pulso con alternativas

Calathes da un pase a un compañero ante la defensa del madridista Laprovittola.

Calathes da un pase a un compañero ante la defensa del madridista Laprovittola. / Enric Fontcuberta / efe

El Real Madrid, recio en defensa y acertado desde el perímetro (15/34 triples), maniató al Barça hasta el último minuto, cuando el conjunto azulgrana casi remonta una desventaja de nueve puntos, pero lo evitó Laprovittola con un 2+1 a cuatro segundos para el final para ganar por 85-87.

En el regreso a la Liga Endesa de Pau Gasol, que se quedó sin anotar en los ocho minutos que jugó, el conjunto blanco se mostró muy sólido en el Palau y, con tres victorias más que el equipo catalán, dio un paso casi definitivo para acabar la primera fase como líder.

Mandó el equipo blanco en los primeros minutos. Dominó bajó el aro capturando siete rebotes ofensivos, ahogó a Mirotic y al propio Gasol -ambos acabaron el primer tiempo sin anotar-, Laprovittola movió los hilos de su equipo y Garuba dio una lección defensiva. El parcial de inicio (0-9) fue una declaración de intenciones de Laso.

El Barça, incómodo y sin acierto desde el perímetro, sobrevivió de la mano de chispazos de Higgins y Calathes, pero el ritmo del partido lo dominó el conjunto visitante tras los diez primeros minutos (15-20). Una dinámica que se mantuvo en el segundo acto. El Real Madrid encontró en los triples de Rudy Fernández el parcial que le faltaba (0-11) para dejar aturdido al Barça (22-36). Antes del descanso, Kuric salió al rescate de su equipo, pero el conjunto blanco mantuvo la solidez atrás para mantener una ventaja cómoda al descanso (33-42).

La mentalidad de los locales cambió en la reanudación. Y eso que Abalde, con dos triples consecutivos, situó al Real Madrid con una renta de 14 puntos (35-49). El Barça se reencontró con la defensa con la presión a toda la pista de los de Jasikevicius.

Tras la cuarta personal de Tavares se pasó del 35-49 al 57-59 al término del tercer cuarto, y cuando parecía que en el último cuarto reinaría la igualdad, el alma del Real Madrid volvió a aparecer y frente a un Barça desconocido. El equipo blanco apretó atrás, forzando las pérdidas de su rival, y no falló desde el perímetro, con un acertado Causeur, para encadenar un parcial de 4-15 (61-74).

Pese a ello, el Barça no abajó lo brazos de la mano de Higgins, aunque los visitantes afrontaron los último 40 segundos con una ventaja de nueve puntos (74-83).

Fue entonces cuando el partido enloqueció y el Barça, con un activo Higgins y un triple de Mirotic a diez segundos para el final, se puso por delante del Real Madrid (85-84). No le tembló el pulso a Laprovittola, que cruzó el campo para forzar un 2+1 a cuatro segundos para el final, sellar un triunfo merecido para los visitantes y poner final a 16 victorias consecutivas en la Liga Endesa del Barça.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios