ciclismo

Para Froome, el líder de Ineos se decidirá en la carretera

  • El británico, recuperado ya, dice que irá al Tour a ganar, compartiendo galones con Bernal y Thomas

El corredor británico Chris Froome. El corredor británico Chris Froome.

El corredor británico Chris Froome. / team ineos

Chris Froome (Ineos) aseguró que ya está completamente recuperado de su grave lesión y preparado para ir a por su quinto Tour de Francia, en el que "las carreteras decidirán" quién será el líder del equipo de su formación, en referencia a los primeros espadas del equipo: el colombiano Egan Bernal, el también británico Geraint Thomas y él mismo.

"Me recuperé de la lesión. Este parón me ha ayudado. Hacía seis o siete horas de entrenamiento al día. No ha sido fácil, pero ahora estamos todos igualados. Estoy muy motivado por volver a correr como antes. Este periodo me dio dos meses más para estar listo", afirmó el corredor en una entrevista a la televisión italiana Sky Sport.

El británico, que se fracturó el fémur en una caída durante el reconocimiento de la contrarreloj de la Dauphine del pasado año en la localidad de Roanne, se siente preparado para competir en el próximo Tour -que tras los cambios en el calendario de la UCI se disputará del 29 de agosto al 20 de septiembre), en el que deberá superar también la competencia interna con Bernal, actual campeón de la prueba francesa, y Thomas, ganador en 2018.

"Estoy preparado para el Tour, incluso para ser el líder. Lo más importante es que al final del día el equipo haya ganado; eso es lo más importante. Luego la carretera dirá quién es el líder. Encontraremos una solución y respetaremos nuestros objetivos. Cada uno querrá ganar, pero lo más importante es el equipo", afirmó Froome, que pone así, al menos de momento, al debate sobre su posible salida del Ineos

El británico también recordó su triunfo de 2018 en el Giro de Italia, en una edición en la que hizo historia con un ataque a 83 kilómetros del final de la penúltima etapa que le permitió hacerse con el liderato por delante de su compatriota Simon Yates. "Fue algo especial, bonito y complicado. Es el mejor triunfo de mi carrera. Volver a ver esas imágenes me hace entender lo especial que fue. Entendí en la carrera que los aficionados italianos son simpáticos, me ayudaron pese a que era inglés. Ellos miran al corredor y su valentía y no a su nacionalidad", afirmó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios