FC Barcelona-Slavia de Praga | Champions League

Pinchazo del Barcelona

  • El conjunto azulgrana no pasa del cero a cero contra un atrevido Slavia de Praga

  • El pase se lo jugará contra el Inter y el Borussia Dortmund

Messi es tapado por dos defensas del Slavia de Praga en una constante de todo el partido. Messi es tapado por dos defensas del Slavia de Praga en una constante de todo el partido.

Messi es tapado por dos defensas del Slavia de Praga en una constante de todo el partido. / enric fontcuberta / efe

El Barcelona cedió un empate contra el Slavia de Praga, en un choque sin muchas luces para los azulgrana, que volvieron a cuajar un partido de bajo nivel, en la línea de los últimos.

Discreta puesta en escena del Barcelona en el primer periodo, que pronto debió corregir el dibujo sobre el campo, debido a que el Slavia tiró la defensa a más de treinta metros desde su portería, y en ocasiones la llegó a plantar en el centro del campo, sin que el Barcelona ofreciese respuestas para atacarla.

Así, Messi se quedó en punta, con De Jong, Griezmann y Vidal por detrás, aunque la inactividad e improductividad del argentino lo llevó en más de una ocasión a alienarse con los centrales en la creación para recibir al pie e iniciar alguna jugada.

Tuvo bien maniatado el Slavia al Barcelona, que en el 11 rompió por primera vez la defensa con un pase en profundidad de Piqué a Semedo. De hecho, el portugués gozó de más de una oportunidad con el balón en profundidad, pero sin resultado, a excepción de una última que intentó hacia Arturo Vidal, que un defensa cortó. En otro, arrancó una falta que Messi la ejecutó con respuesta del meta Kólar con los puños para sacar el balón.

El Slavia tuvo una buena opción en el minuto 14, cuando Piqué se enredó con el balón en la banda y Olayinka se lo robó. El delantero encaró hacia Ter Stegen hasta que Piqué lo placó por detrás, cometiendo falta y viendo amarilla, lo que le impedirá jugar el siguiente partido (Barcelona-Borussia Dortmund).

La primera triangulación exitosa del Barcelona llegó en el 26, en una acción de Griezmann con Jordi Alba, y balón final para Messi, quien de chilena intentó un disparo acrobático. En la siguiente, respondió el Slavia, en la mejor oportunidad para los checos, cuando Stanciu chutó a placer, pero el balón lo rechazó la espalda de Frydrych.

Por parte azulgrana, la oportunidad más clara llegó de la botas de Messi, que tras una finta a un rival en el centro del campo encaró en solitario y, a pesar de tener a Griezmann como opción clara de pase, se la jugó él con un disparo al larguero.

A pesar de no tener el partido controlado y que al Slavia le costaba bastante poco armar un ataque, fue el Barcelona el que gozó de las mejores oportunidades en la segunda mitad, con un gol anulado a Vidal, por un fuera de juego de Messi muy ajustado, y un gran pase de Ansu Fati a Messi, que a bocajarro vio cómo Kólar le sacó el balón. Cero a cero y obligaciones contra el Inter y el Borussia Dortmund.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios