Deportes

El Air Avellino cree más en el éxito y Unicaja vuelve de vacío

  • Los malagueños cayeron 72-70 en cancha italiana

 El Unicaja de Málaga sufrió una dolorosa derrota a domicilio al Air Avellino (72-70), rival que se perfilaba como el más asequible del Grupo A y que dio una de las grandes sorpresas de la jornada europea del miércoles, logrando el primer triunfo de su historia en Euroliga.

  Y es que los italianos debutan este año en la máxima competición continental después de haber conquistado la temporada pasada su primer título con la Copa de Italia. Peor se presenta el panorama para el conjunto malagueño, que sí aspira a pasar a la siguiente ronda, pero queda ahora con balance negativo tras sumar dos derrotas de forma consecutiva.

  El equipo transalpino fue durante todo el partido a remolque, y no fue hasta bien entrado el tercer cuarto cuando comenzaron a divisar posibilidades serias de victoria. Radulovic puso el empate, pero no fue hasta el último minuto del encuentro cuando volvieron a colocarse por delante en el marcador.

  Una bandeja de Carlos Cabezas puso al Unicaja con una ligera ventaja de tres puntos, pero sería la última canasta del encuentro para el Unicaja, que no encontraría manera de responder a los cinco puntos seguidos del equipo italiano. La canasta final de Eric Williams tras rebote ofensivo acabaría por dar el triunfo a los locales.

  Warren Carter, con 24 puntos y 9 rebotes, fue el mejor hombre por parte de los de Markovski, mientras que en el bando andaluz destacó la pareja interior formada por Boniface Ndong y Marcus Haislip, que se combinaron para 27 puntos.

El Unicaja llevó el peso durante la primera parte

  Los malagueños adquirieron sus primeras diferencias reseñables en el electrónico en los últimos minutos del primer cuarto gracias a la presión en defensa, que permitió congelar la anotación transalpina. De haber sabido aprovechar mejor sus viajes a la línea de personales, la ventaja de los andaluces hubiera sido más notable.

  Después de un renqueante inicio del segundo asalto, los de Aíto García Reneses retomaron el trabajo para seguir estirando el marcador. La superioridad en la pintura de hombres como Ndong o Haislip les habilitó para establecer la máxima ventaja del encuentro al inicio del segundo cuarto (15-27).

  Sin embargo, los de Zare Markovski no tardaron en reaccionar, gracias al empuje de Warren y Tamar Slay. El sacrificio del primero y el soplo anotador del segundo, que militara hace dos temporadas en el CB Girona, lideraron la reacción de los italianos, que mantuvieron la entereza en la recta final de la primera parte y enfilaron el partido en la reanudación.

Reacción del Avellino tras el descanso

  El Avellino elevó una muralla en defensa y el Unicaja se estrelló contra ella. Tuvo que volver a tomar galones Boniface Ndong para frenar los bríos del conjunto local, que logró empatar el partido tras triple de otro viejo conocido de la afición española, Nikola Radulovic (48-48).

  En medio de una máxima igualdad se entró al último cuarto. Con intercambio de parciales e incluso intercambio de triples. Al estirón de Unicaja respondieron los transalpinos con un 7-3, y al triple de Thomas Kelati respondió rápidamente Chris Warren. Y otro de Drake Diener colocó el empate. De los pocos que dejó ver el partido.

  Pero para lo que no habría respuesta sería para la canasta final de Eric Williams. Los malagueños no supieron poner a un rebote tras fallo de Tamar Slay, y el rebote ofensivo del Avellino fue aprovechado por Eric Williams para subir la última y definitiva canasta al marcador.

AIR AVELLINO: Slay (13), Best (5), Warren (24), Williams (12), Tusek (5) --quinteto inicial-- Diener (7), Radulovic (4), Porta (-), Cinciarini (2) y Crosariol (-).

UNICAJA MÁLAGA: Cabezas (4), Gomis (8), Welsch (5), Haislip (14), Archibal (8) --quinteto inicial-- Cook (4), Ndong (13), Faverani (4), Jiménez (5) y Kelati (5).

PARCIALES: 15-23, 15-15, 23-19 y 19-13.

ÁRBITROS: Volodymr Drabikovsky (UCR), Andrej Lovsyn (ESL) y Marius Ciulin (RUM). Eliminado por faltas Jiri Welsch.

ESTADIO: Pala del Mauro. 2.580 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios