Deportes

Un Algeciras muy superior golea en Gerena

Una victoria sin contemplaciones, incontestable, absoluta. El Algeciras CF pasó ayer por Gerena como una tropa, como un ejercito de conquista disciplinado que no sólo se llevó los tres puntos en juego, también se llenó las sacas de credibilidad al tiempo que ofreció una imagen poderosa. El equipo de Javi Viso cosechó en el José Juan Romero su segunda victoria de la temporada, la primera en la carretera, en un inicio de liga que alza a los del Nuevo Mirador a la cabeza del grupo X de Tercera. Arriba, fuertes, desde el principio.

El Algeciras no precisó esta vez de una heroicidad como en el debut ante el Écija. Los albirrojos -que estrenaron su equipación verde- jugaron con una superioridad como hacía mucho tiempo que no lo hacían fuera de casa. Los de Viso mordieron desde el primer instante, presionaron como leones, asfixiaron al Gerena, aprovecharon las concesiones e incluso se permitieron el lujo de divertirse con el balón. De hecho, el segundo gol de los algeciristas es fiel reflejo de lo que esta escuadra puede hacer con el esférico en los pies.

Cada pieza del Algeciras estuvo en su sitio y respondió. Cada uno hizo su trabajo y dejó sus destellos, pero el poderío del conjunto fue lo más notable en un equipo que ahora deberá lidiar con la euforia de una afición que ya está excitada. Así es el algecirismo y así funciona.

El partido empezó con un Gerena queriendo sacar el balón jugado desde atrás y un Algeciras que subió su presión muy arriba. Los de Viso dieron el primer toque en una falta botada por Pipo que casi engancha bien Pablo de Castro en el 3', pero los locales lo pasaban mal para articular pases y desembarazarse de los foráneos. Corría el minuto 13 cuando Pipo sacó un córner, el meta Marco falló en la salida y entre Iván y Relaño alojaron el balón en el fondo de la portería.

El mazazo dejó más tocado al Gerena, que insistía en no salirse de su bienintenciado guión. Sin embargo, el Algeciras se adueñó de la situación con una defensa sólida y un ataque muy escurridizo. El canario Pipo tomó las manijas, aliado con Antoñito en un costado y Zafra en el otro -enormes los dos-, y Antonio Sánchez como eterno incordio cerca del área. El gol rondó la portería del Gerena en varias ocasiones.

A la vuelta del intermedio, el Gerena de Cachola intentó dar un arreón, pero a la mínima el Algeciras respondía. Pipo lo probó de lejos y no tardó mucho en participar en una jugada por la izquierda con José Carlos que terminó en un pase al medio donde apareció Juanjo para encañonar el segundo tanto de la mañana. Tremenda la incorporación del lateral diestro sevillano en el 57'.

El panorama se despejaba para un Algeciras superior. Viso movió el banco y Chapa apenas llevaba un minuto sobre el campo cuando se asoció con Zafra para plantarse delante de Montaño y sentenciar ajustando a un palo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios