Fútbol l Tercera División

Un gol de Añón basta para que el Xerez B doblegue al San Roque

  • El choque fue malo y ambos equipos crearon escasas oportunidades de gol

A buenas horas, mangas verdes. El famoso dicho se podía aplicar a un Xerez B que en el último tramo liguero, ahora ya con el descenso a Primera Andaluza consumado, está cosechando resultados algo más decorosos. Ayer el equipo que prepara Antonio Puche doblegó a un San Roque lepero que al igual que el filial no se jugaba nada de nada, a no ser el honor como dice el tópico. El partido entre jerezanos y leperos, además de que evidentemente faltó la emoción que otorgan los puntos de valía, no fue precisamente bueno de calidad técnica. El balón estuvo mucho tiempo en el centro el campo sin que ni Xerez B ni San Roque se hicieran con su control claramente.

El juego tan previsible trajo consigo que las oportunidades de gol fuesen contadas, aunque la primera no tardó en llegar. Corría el minuto 4 cuando el San Roque iba a gozar de dos oportunidades en la misma acción. Primeramente Jiménez tuvo que sacar el balón de la mismísima línea de meta, llegando el balón a un Gerardo que chutó y se encontró con la buena intervención de Toni. La siguiente acción digna de ser anotada en la libreta se produjo en el minuto 32 y coincidió y con una oportunidad para el filial. Fue Carlitos el protagonista azulino y Cristian el lepero al salvar a los suyos del 1-0.

La acción que iba a determinar la suerte de encuentro llegó poco después de que se cumpliese la primera media hora de juego y fue el penalti que trajo consigo el gol que a a postre iba a ser suficiente para los de Antonio Puche. Aunque el entrenador del San Roque calificó al final el penalti de inexistente lo cierto es que las manos dentro del área de Quique fueron de una claridad meridiana. El encargado de ejecutar la pena máxima fue Añón, que no desaprovechó la oportunidad de llevar la alegría a la escasa parroquia azulina que se dio cita en las gradas del campo de La Juventud.

Los segundos 45 minutos fueron muy parecidos a los primeros, esto es, sin que Xerez B ni San Roque pusieran en práctica un fútbol hilvanado. De nuevo el balón deambuló mucho tiempo en la línea de medios.

En el minuto 54 el guardameta del filial se vio obligado a trabajar fuerte tras un disparo de Gerardo. De todos modos tampoco se puede decir que los entrenados por Antonio Puche pasasen demasiadas fatigas para mantener su exigua pero suficiente ventaja en el marcador. Incluso, Edu dispuso de una buena oportunidad para ensanchar la ventaja merced al lanzamiento de un golpe franco al borde el área lepera que concluyó con el balón marchándose alto por poco.

El tiempo se consumió sin más acciones de verdadero peligro y el Xerez B se llevó para sus alforjas tres puntos que aunque no van a servir para que el equipo se libre del 'farolillo rojo' al menos sí para una estadística algo mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios