Fútbol | Tercera División

El Arcos salva un punto en el minuto 87 (1-1)

  • El gol de Álvaro González en inferioridad por la expulsión de Joaqui deja al Córdoba B con la miel en los labios

Álvaro González. viendo cómo su cabezazo acaba en las redes de la portería del Córdoba B. Álvaro González. viendo cómo su cabezazo acaba en las redes de la portería del Córdoba B.

Álvaro González. viendo cómo su cabezazo acaba en las redes de la portería del Córdoba B. / Arcos CF

Al Arcos CF se le sigue resistiendo la victoria sobre el terreno de juego y en esta ocasión, casa ante el Córdoba CF B, bastante tuvo con salvar un punto en las postrimerías del encuentro. Los arcenses no tuvieron un buen dia y tras una primera mitad soporífera sin goles vieron cómo Joaqui era expulsado a los dos minutos de la reanudación. Después, en inferioridad y pasando agobios, aunque hubo una fase en la que jugó sus mejores minutos, encajó un tanto que parecía definitivo habida cuenta de las circunstancias; pero entonces se sobrepuso y consiguió la igualada.

La primera parte fue muy mala, aburrida y plana. Un partido jugado con poca convicción y mucha lentitud por parte de ambos conjuntos, que dejaron pasar los minutos quizás esperando en la segunda parte hincarle el diente a su rival. El Arcos tuvo problemas en la salida de pelota y ya en el minuto 4 Rosales perdió una pelota que a punto estuvo de costarle un gol a su equipo. En todo caso, situaciones de peligro o riesgo en ambas áreas apenas si hubo. Solo una destacada en una arrancada por el costado izquierdo del lateral José Antonio, que se marchó de varios defensores y terminó disparando duro al palo del portero, pero el guardameta repelió el balón como pudo.

Tras el paso por los vestuarios, a los dos minutos, se produjo el gran golpe de efecto del choque. La expulsión de Joaqui al ir al corte a por un balón que le sobrepasa en el bote y al perder la posición habilita al delantero Felipe para marcharse en solitario a por el mano a mano con el portero, pero el defensa jerezano dejó la mano en la cara del atacante y el colegiado, que no dudó, consideró que había habido una falta de último hombre y por eso le enseñó la roja directa.

A partir de ahí tiene que reestructurar líneas Alberto Vázquez, técnico local, bajando al pivote Alberto Durán al centro de la defensa y dejando dos líneas con un solitario Maqui arriba. El Arcos se replegó mucho tratando de tapar todos los espacios posibles ante un Córdoba B que subió mucho a los laterales Manolete y Manolillo y pobló el centro del campo metiendo a un recambio que llevara la batuta desde atrás, Cambil. Buscaba salida de pelota fluida y por momentos se vio una línea que fue de hasta cinco atacantes.

El Córdoba B perdió los complejos y, ambicioso, en el 57 pudo marcar, Chano de volea dentro del área la manda arriba en una posición inmejorable. Y también el arcense José Antonio, superada la media hora, estuvo providencial en una contra del filial, evitando que progresara camino del gol. El peligro de jugar en inferioridad era mucho, pero al poco hubo una jugada polémica en el área cordobesa por un agarrón a José Antonio González que el colegiado dejó pasar pese a su claridad, pues el agarrón de la camiseta le impidió disparar a puerta.

Y en segundos, su compañero Álvaro González cabecea fuera a centro de Rafita. Sin embargo tres más tarde, en una entrada por la izquierda del visitante Samu con pase de la muerte atrás, la pelota la rechaza la zaga arcense y Álex Molina fusila a Lebrón en el rechace.

Sorprendentemente, el gol no es un mazazo para los locales, que sacan la garra y se mantienen en la pelea ante un Córdoba B que no inquieta demasiado aunque Cambils y Manolillo tuvieron la sentencia, pero Lebrón salvó. A cinco de la conclusión, el Arcos saca una gran contra de José Antonio González a pase de su hermano Álvaro, pero el portero salva con una gran salida. Es el preludio del empate porque poco más tarde Álvaro González sorprende a todos los presentes y a centro de Robert cabecea perfecto en el segundo palo abajo a la izquierda y empata el partido, sin tiempo para más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios