TIRO CON ARCO

Arqueros en horas bajas

  • El presidente del Carcaj, José Luis Hermosín, se queja de la "falta de sensibilidad" que existe en la ciudad hacia este minoritario deporte

Los miembros del Carcaj tienen que irse a entrenar hasta Arcos porque en Jerez no disponen de las instalaciones pertinentes. Los miembros del Carcaj tienen que irse a entrenar hasta Arcos porque en Jerez no disponen de las instalaciones pertinentes.

Los miembros del Carcaj tienen que irse a entrenar hasta Arcos porque en Jerez no disponen de las instalaciones pertinentes. / carcaj

El tiro con arco en Jerez hace años que no pasa por su mejor momento. El Carcaj (Club Arqueros Caja Jerez) es el único club de la ciudad que practica este deporte y no tiene siquiera un sitio en Jerez donde poder entrenar desde que tuvieran que abandonar el Polideportivo Acuña hace cuatro años. Pasaron por El Portal, hasta que, por falta de fondos, tuvieron que dejar la nave que tenían alquilada y, actualmente, se reúnen para entrenar en el IES Los Cabezuelos de Arcos de la Frontera, que tiene un convenio con el club de arqueros del municipio. "Algunas personas del club han decidido dejar de ir a Arcos porque no pueden costearse el transporte hasta allí", dice José Luis Hermosín, presidente del club jerezano. De momento se están haciendo diferentes gestiones para poder volver a Jerez o a un sitio más cercano, pero se encuentran, como siempre, con problemas económicos que les dificultan la tarea.

"En Jerez existe una falta de sensibilidad con este deporte. Hay muchas instalaciones que podríamos utilizar, pero cuando proponemos una el Ayuntamiento siempre nos pone trabas. Hay bodegas vandalizadas que podríamos utilizar perfectamente, hemos propuesto multitud de alternativas, pero siempre encontramos una respuesta negativa", se queja el presidente Hermosín, que tampoco cuenta con ningún tipo de subvención desde que comenzó la crisis económica hace unos ocho años. "Tenemos pendiente de cobro más de cuatro mil euros y han puesto unas condiciones que no nos podemos permitir con los que somos. No tenemos ingresos".

A día de hoy, el Carcaj cuenta con 17 socios que deben pagar de su propio bolsillo los gastos del club. "Tenemos a gente de todas las edades: pensionistas, trabajadores, parados, jóvenes, estudiantes... Y claro, a la hora de pagar no todo el mundo puede permitirse el mismo gasto", dice el presidente del club.

Este fin de semana se celebraba el tradicional Torneo 'Ciudad de Sanlúcar', donde el Carcaj acudía representado por dos arqueros. Además, están participando en una Liga a nivel provincial de diez tiradas en la que puede competir cualquiera e ir acumulando puntos. Comenzar a practicar este deporte no supone un gasto demasiado elevado, pues la licencia apenas cuesta unos 50 euros y los arcos, en un principio, los presta el club. "Encontrar material aquí en Jerez es imposible. El que hay es muy básico, así que nosotros ponemos los arcos para que el deportista que quiera empezar sólo tenga que comprarse las protecciones y las flechas".

Para todo el que quiera empezar a practicar este deporte, Hermosín recomienda comenzar a los once o doce años, puesto que al ser un deporte simétrico te hace desarrollar más una parte del cuerpo que otra y a esa edad ya se suele "haber pegado el estirón".

El tiro con arco, según dice Hermosín, es un deporte que "engancha, porque aprender a tirar es bastante fácil y la sensación es fantástica. Además, compites contra ti mismo. Puedes ganar una competición sin mejorar tus resultados personales e irte a casa insatisfecho". No se requiere tener una gran forma física para practicar el tiro, pues todo eso llega con la práctica. "En todos los deportes se quiere una preparación física para aplicar una técnica, pero en el tiro es al revés. La técnica y la práctica te lleva al desarrollo físico".

En la Liga organizada por el club siempre procuran acabar con una especie de 'tercer tiempo', como en el rugby, en el que se disfruta de un rato de convivencia todos juntos después de disfrutar de una jornada de tiro.

Así es el Carcaj, un club, como los de la mayoría de deportes minoritarios, con muchísimas dificultades para sobrevivir y que tiene que buscarse la vida para intentar ser autosuficiente.

De momento, pueden practicar el tiro gracias a la ayuda del club de Arcos, pero próximamente parece que podrán trasladarse a Nueva Jarilla, lo que les facilitaría un poco las cosas. Lo que sí es seguro es que no se merecen esta indiferencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios