Fútbol | Segunda División B

El Atlético Sanluqueño derrota al Marino y encadena dos triunfos seguidos

  • Un gol del asturiano Diego Cervero da los tres puntos a los de Romerito, que se colocan segundos

Los jugadores del Sanluqueño celebran su triunfo en Tenerife. Los jugadores del Sanluqueño celebran su triunfo en Tenerife.

Los jugadores del Sanluqueño celebran su triunfo en Tenerife.

Viajaba el Atlético Sanluqueño a Tenerife para enfrentarse al Club Deportivo Marino y tratar de conseguir la segunda victoria consecutiva. Los tres puntos volaron hasta Sanlúcar para colocar al equipo de Romerito en la segunda plaza.

El partido comenzó con el Marino lanzado, con la necesidad de sumar de tres, y a punto estuvo de marcar antes del primer minuto de juego, pero el disparo del atacante canario terminó en córner.

Ambos equipos arrancaron fuertes y el primer gol del Sanluqueño y el único del partido llegó en el minuto 11. Diego Cervero adelantaba a su equipo tras coger un rechace en el área, gol de delantero centro que siempre está bien colocado. El asturiano vuelve a dar puntos a su equipo. Vuelve a tener el conjunto de Sanlúcar un delantero top.

Los locales, mal

Muy mal la defensa local en la jugada del gol y en otras muchas tantas a lo largo del choque. Muchos problemas del Marino en la salida del balón, que concedía muchas jugadas de peligro al equipo verdiblanco.

Mientras tanto, la defensa blanquiverde seguía como en jornadas anteriores, muy sólida, evitando los ataques canarios. Si Romerito decía en rueda de prensa que tenían que jugar con el tiempo, el partido iba por donde quería el técnico. El Sanluqueño por delante y el Marino muy nervioso viéndose en otro choque más por detrás en el marcador y sin ver portería, a pesar de contar con ocasiones de gol.

Así llega el final de los primeros 45 minutos en una contienda en la que ambos conjuntos tuvieron ocasiones, pero como en jornadas anteriores, el Marino no estaba acertado. Sí lo estuvo el que siempre lo está, Diego Cervero.

Segundo tiempo con ocasiones

La segunda mitad siguió el mismo camino el de la primera, con la defensa del Marino regalando ocasiones al Sanluqueño y sin aprovechar las que tenía para empatar. Cuando no se encontraban con la defensa verdiblanca se encontraban con Isma Gil, que volvió a ser decisivo realizando grandes paradas. Partido de toma y daca en esta segunda parte.

No se movió el marcador en estos segundos 45 minutos. Aunque ocasiones hubo para haber llegado. De este modo, segunda victoria consecutiva para el equipo de Romerito que lo aúpa hasta la segunda posición. No se querían que confiar ante el colista y no lo hicieron, partido muy serio de un equipo que sigue dejando muy buenas sensaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios