Deportes

Baño de xerecismo en Chapín

  • Unos 6.000 aficionados se dan cita en el estadio jerezano para presenciar el primer partido en la historia del nuevo club Los azulinos, de más a menos, tienen mucho margen de mejora

Seis mil almas ofrecieron un auténtico baño de xerecismo en el Municipal de Chapín, escenario del primer partido -oficioso- del Xerez Deportivo Fútbol Club. Chapín habló alto y claro y en la primera ocasión que tuvieron, los aficionados xerecistas se decantaron por el nuevo club que el próximo domingo, también en el Estadio, debutará de forma oficial en Segunda Provincial ante el Xerez Balompié.

Ni los más optimistas pensaban cuando iniciaron el proyecto a finales de junio que dos meses y medio después iban a aglutinar a gran parte de lo que se ha venido a llamar 'sentimiento xerecista'. En el ambiente se palpaba que había muchas ganas de ver al nuevo Xerez de Carlos Orúe. El técnico ya advirtió en las horas previas que no se podrían extraer demasiadas conclusiones teniendo en cuenta el escaso rodaje de su plantilla.

En efecto, se notó a un Deportivo con poco ritmo, sin chispa ni velocidad en muchas de sus acciones, algo que sin duda los jugadores irán adquiriendo con el paso de los partidos. En previsión al aluvión de ofrecimientos, la directiva y el cuerpo técnico prefirieron no jugar más que el partido de presentación, aunque en las próximas semanas el Xerez Deportivo FC si comenzará a atender algunas de las peticiones que han llegado a la entidad.

De este modo, y aunque ambos equipos comienzan este fin de semana la competición oficial en sus respectivas categorías, la Roteña se mostró como un equipo muchísimo más rodado que el xerecista. De hecho, los de Zafra jugaron su primer partido de pretemporada -contra el Xerez CD- el pasado 27 de julio.

El partido comenzó con un Xerez con ganas de agradar a su nutrida afición y con la grata sorpresa de ver en el carril izquierdo a Jesús Mendoza. El jerezano ejerció de capitán en el sorteo de campo y estuvo tres minutos sobre el terreno de juego para pasar posteriormente el brazalete a Dani Pendín.

El Xerez pudo marcar el primer gol de su historia a los cinco minutos. Hermida cometió penalti sobre César pero el exxerecista Fabio se estiró a la derecha y adivinó el lanzamiento de Barba.

Los azulinos tocaban bien en el centro del campo, donde Pendín ejercía de líder como antaño, y el juego se volcó principalmente por la banda de César. Para quien no conozca al extremo, es un jugador con una gran facilidad para el desborde. Así provocó el penalti. El juvenil Gonzalo tampoco desentonó en la banda derecha. Suyo fue un centro que Orihuela lanzó por encima del larguero.

Poco a poco, la Roteña entró en juego. Poley puso a prueba a Edu Villegas desde la frontal y a la media hora el exindustrialista Álex Expósito desperdició la ocasión más clara de la primera mitad tras un fallo defensivo azulino en la salida del balón. Romerito evitó el 0-1 lanzándose al suelo tras un disparo de Poley con veneno y Expósito lo intentó de nuevo desde fuera del área casi sorprendiendo a Villegas.

En la segunda parte, el ritmo cayó aún más y Expósito hizo el único tanto del partido en un fallo defensivo local. Pero el resultado fue lo de menos, Chapín habló ayer alto y claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios