Copa del Rey

¿El 'Cheryshev' del Barcelona?

  • El jugador del filial Chumi jugó la ida estando sancionado y el club azulgrana podría incurrir en alineación indebida y caer eliminado

  • El Levante confirma que va a denunciar

Chumi, durante el partido del Barcelona con el Levante. Chumi, durante el partido del Barcelona con el Levante.

Chumi, durante el partido del Barcelona con el Levante.

El Barcelona alineó contra el Levante, el pasado 10 de enero, en el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey, a un jugador suspendido, Chumi, perteneciente al equipo filial, según reveló este jueves El Mundo.

Juan Brandariz Movilla, Chumi, salió de titular en dicho partido y fue sustituido por Lenglet en el minuto 58. Durante el tiempo que jugó fue amonestado con tarjeta amarilla por "sujetar a un adversario en la disputa del balón impidiendo un ataque prometedor", según De Burgos Bengoetxea.

El presidente del Levante, Quico Catalán, confirmó en Barcelona que denunciarán esa alineación indebida: "Lógicamente, llevamos toda la tarde trabajando y estudiando todo lo que sabéis, tengo que reconocer que el Levante pase lo que pase en el terreno de juego va a trasladar mañana esta situación a la Federación Española de Fútbol. Entendemos que hay jurisprudencia suficiente, sólida y que avala que el Levante tenga que dar traslado de este hecho a la Federación", dijo.

El día anterior a dicho partido, el Comité de Competición había suspendido a Chumi por acumulación de amonestaciones en el Barcelona B, y según el artículo 56.3 del código disciplinario, "cuando se trate de futbolistas que pudieran ser reglamentariamente alineados en otros equipos de la cadena del principal o en alguno de los equipos de un club patrocinador, el futbolista sancionado no podrá intervenir en ninguno de estos equipos o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción".

El Barcelona, actual campeón de la Copa, podría verse afectado por lo dispuesto en el artículo 76 del mismo código: "Al club que alinee indebidamente a un futbolista por no reunir los requisitos reglamentarios para poder participar en un partido, se le dará éste por perdido, declarándose vencedor al oponente con el resultado de tres goles a cero, salvo que se hubiere obtenido un tanteo superior, si la competición fuere por puntos, en cuyo caso se mantendrá. Si lo fuese por eliminatorias, se resolverá la de que se trate a favor del oponente".

El club azulgrana, por su parte, asegura que no se produjo alineación indebida ya que Chumi cumplió el partido de sanción que le impusieron con el equipo filial al no jugar contra el Alcoyano, ya que no estaba obligado a cumplir la sanción en la competición copera. Al respecto, el Barça se basa en la modificación del Reglamento General y Código Disciplinario de la RFEF que se produjo el 29 de noviembre de 2018.

Además, según el reglamento federativo, el Levante disponía de hasta 48 horas después de la disputa del partido de ida para presentar cualquier tipo de reclamación, algo que no hizo. No obstante, los abogados del club levantinista estudian el caso por si pueden ser beneficiados y superar la ronda de octavos de final.La Federación ya dijo que archivará la denuncia del Levante por ser fuera de tiempo, pero que los remitirá a la Jueza Única de Competición y que el TAS podría reunirse de emergencia

La denuncia debería ser remitida al Comité de Competición y si, tanto éste como el Comité de Apelación no entran en el fondo del caso por estar la denuncia fuera de plazo, el siguiente paso para el Levante sería el tribunal Administrativo del Deporte (TAD), que podría reunirse de urgencia para decidir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios